• LUNES,  18 OCTUBRE DE 2021

Denuncia  |  07 octubre de 2020  |  12:00 AM |  Escrito por: Edición web

Denuncian muerte de abuela por negligencia en la Clínica Central del Quindío

0 Comentarios

Imagen noticia

Un usuario de la Clínica Central del Quindío denunció la poca atención prestada a su abuela en este establecimiento de salud, y la tristeza de ver morir a su ser querido por evidente negligencia. EL QUINDIANO consultó desde hace cerca de 15 días el caso en la oficina jurídica del organismo, sección a la que fue enviada la queja, pero no tuvo ninguna respuesta.

En virtud del silencio de la clínica, publicamos la denuncia del usuario:

“Un mes después de la muerte de mi abuela y después de tener la cabeza más fría, quiero hacer una denuncia en contra de la Clínica Central del Quindío y hacer público por este medio el servicio tan pésimo que prestan en esta entidad. Mi abuela de 89 años y 89 kilos, estuvo sus últimos 8 días hospitalizada allí, exactamente en el tercer piso, después de una caída que causó una fractura en el fémur. Por su peso y lo delicado de la fractura era muy difícil movilizarla y, cuando era necesario hacerlo, se hacía el llamado a las enfermeras del piso para que acudieran a mi abuela y su respuesta siempre era: ‘Ya voy’ y nunca iban.

Duró mi abuela 5 días esperando una cirugía que debía ser urgente, y luego de la cirugía, no solo tenía que soportar el dolor, sino también la falta de empatía del personal: querían bañarla con agua helada (cosa que no se permitió obviamente), no le cambiaban el pañal en horas, en fin.

El jueves 3 de septiembre, temprano en la mañana, le hicieron unos ejercicios, entre esos la sentaron, luego de los ejercicios empezó a sangrar la herida, exactamente era una hemorragia, porque era demasiada sangre, se hizo el llamado muchas veces a las enfermeras manifestándoles lo que estaba pasando y nunca llegaron, la persona que estaba con ella en ese momento se pegó del timbre de la habitación y cuando llegaron las enfermeras y vieron el charco de sangre, ahí si pensaron en hacer algo, pero mi abuelita ya había perdido mucha sangre, esa hemorragia duró muchas horas. Eso causó que se le bajara la presión y después un paro, que causó su muerte. Ya muerta, el personal salió de la habitación diciendo: "ahí se la dejamos", como si fuera un trapo sucio, totalmente desnuda.

Yo sé que nada va a devolvernos a la abuela, pero la impotencia que sentimos por la humillación y la negligencia es mucha. Mi abuela murió en esa clínica por falta de cuidado, de atención, de calidad en el servicio, de ética, por falta de todo.

La medicina y la enfermería son carreras que se deben hacer por vocación, las debe hacer una persona que quiera ejercer su labor como es y con amor, no a ‘las patadas’.

Si llegaste hasta aquí, ojala me ayudes a compartir para que esto lo sepan más personas, y evitar que le pase a más gente, no debemos permitir que nuestros seres queridos se vayan por negligencia".

PUBLICIDAD

Comenta esta noticia

©2021 elquindiano.com todos los derechos reservados
Diseño y Desarrollo: logo Rhiss.net