• LUNES,  29 NOVIEMBRE DE 2021

Columnistas  |  15 octubre de 2021  |  12:00 AM |  Escrito por: Sebastián Ramírez

LOS DOLIENTES DEL BALÓN

0 Comentarios

Sebastián Ramírez

Por Sebastián Ramírez

Rui Manuel César Costa, más conocido como Rui Costa, fue elegido presidente del Sport Lisboa e Benfica. La llegada del exfutbolista a uno de los clubes más grandes de su país, y de Europa, nos recuerda otros casos en que los que jugadores retirados han incursionado con mayor o menor éxito en roles dentro de la estructura del fútbol.

Muchas de las experiencias de antiguos futbolistas han tenido resultados positivos: Guardiola como director técnico de Barcelona, Bayern Múnich y Manchester City; Antonio Percassi, presidente de Atalanta; Uli Hoeness expresidente del Bayern Múnich.

Así mismo, ha habido casos en los que los resultados no han sido buenos: Mario Yepes director técnico del Deportivo Cali; Juan Román Riquelme vicepresidente de Boca Juniors; Arturo Reyes entrenador de selecciones juveniles de Colombia.

Todo esto sin considerar los que han incursionado en el periodismo deportivo, de los cuales seguramente cada uno tendrá una opinión, quienes lo hacen bien y quienes mal.

El haber jugado fútbol, conocer lo que es competir dentro de una cancha, saber cómo se convive en una concentración, las dinámicas de un camerino, no son requisitos básicos para desempeñar cargos dentro de la logística general del deporte. Sí se podría pensar que aquellos que han dedicado su vida a este juego tendrían un sentido de pertenencia que ayudaría a que las gestiones fueran destacadas por la pasión que le imprimirían a sus funciones. O, como se ve en casos contrarios, que algunos dirigentes no son dolientes del balón y por eso priorizan otros aspectos por encima del desarrollo del fútbol.

Existen también innumerables casos y ejemplos que se podrían dar de buenas y malas gestiones en este deporte por parte de personas que nunca han sido jugadores, ni siquiera aficionados. El fútbol termina siendo como el resto de las cosas de la vida, la pasión es una buena cuota inicial para hacer bien las tareas, el interés por lo que se hace representa de entrada un valor agregado, sin embargo, esto garantiza que se sea exitoso en la ejecución de las funciones a cargo, también se necesitan unos saberes propios de cada rol.

Veremos cómo le va a Rui Costa, si a pesar de su experiencia dentro de la cancha no logra tener resultados positivos o, pasa ser un gran dirigente que aporte al desarrollo del deporte.

Twitter: @sebasramirez85

Blog: increiblelandia.blogspot.com

PUBLICIDAD

Comenta este artículo

©2021 elquindiano.com todos los derechos reservados
Diseño y Desarrollo: logo Rhiss.net