• MIÉRCOLES,  26 ENERO DE 2022

Cultura  |  05 diciembre de 2021  |  12:00 AM |  Escrito por: Administrador web

Histórico e impacto de Café&letras Renata

0 Comentarios

Imagen noticia

Un texto de Miguel A. Rivera.

Los orígenes de la Asociación de Amigos de la Cultura “Café&Letras Renata” se remontan a 2006 cuando asistíamos al Café Literario Julio César García de la Universidad La Gran Colombia, seccional Armenia, Quindío, donde conocí a personajes actores de la literatura Quindiana: Elías Mejía, Umberto Senegal, Arbén Fernández, Andrés Matías, Omar García, Beatriz Eugenia Gallego, Ángela María Alzate, Carlos Fernando Gutiérrez, y otros.

Este último, quien atendió una convocatoria del Ministerio de Cultura, me invitó a conformar el taller literario Renata, del cual soy miembro desde su creación en el Quindío.

A partir de entonces empieza una etapa nueva en mi vida adulta. Reencuentro con la lectura, los clásicos y nuevos autores. Un verdadero placer me invade; recuerdo mis épocas de juventud cuando me extasiaba con Dostoievski, Tolstoi, Cervantes, Shakespeare, también con Verne, con Miller, con Pombo y hasta con los Nadaistas. Bajo la orientación de Carlos Fernando, afloró un arcano deseo hasta entonces y descubrí valores que me mostraron nuevas realidades.

Es así como doy rienda suelta a esas sensaciones y me adentro en el mágico mundo de las letras y la lectura. Nuevos amigos con sensaciones similares me impulsan a compartir, percibo mi gusto por las lecturas en voz alta y el debate de las ideas, porque allí nace la creación.

La oportunidad de asistir y realizar talleres, tertulias, conversatorios y conferencias llena y alimenta mi espíritu. En compañía de Gloria, Carlos Fdo. y Enrique Álvaro, recorro ese camino desconocido pero ameno, que permite fortalecer mis conocimientos y al mismo tiempo transmitirlos acompañado de la tradición, los mitos y todos los saberes ancestrales que comprenden la oralidad y la narrativa escrita.

Estas actividades han estimulado a los integrantes de la tertulia a escribir sus experiencias y visiones, editadas en obras literarias que plasman el sentir de una generación cuya Memoria Histórica está en alto riesgo de desaparecer.

Mi espíritu como es moderno, se parapeta en un dron y desde las alturas observa la labor cumplida de “Café&Letras Renata”. Mira la visita a centros del adulto mayor, a centros literarios, a bibliotecas municipales, a casas de la cultura y otros escenarios donde se puedan reunir los amantes de las letras. Entonces la felicidad de mi espíritu me lleva a descubrir el arcano escondido y comprender que mi viaje y permanencia en estas verdes tierras quindianas, no ha sido en vano. Como si una tarea asignada pero no comunicada… se hubiese cumplido a cabalidad.

Nunca olvidará mi espíritu la importancia de los integrantes de la Tertulia Literaria; los que escriben y cuentan, los que integran el equipo organizador porque son los “culpables” de mi sensación de plenitud y realización en esta dorada etapa de mi vida.

Desde su dron, mi espíritu vigilante, estará pendiente de quienes se ilusionan y creen en la magia de las palabras para que recorran su camino, y como en mi caso, descubran sus arcanos, crezcan y realicen su sueño.

Por siempre “Café&Letras Renata”, Miguel A. Rivera L.

PUBLICIDAD

Comenta esta noticia

©2022 elquindiano.com todos los derechos reservados
Diseño y Desarrollo: logo Rhiss.net