• LUNES,  18 OCTUBRE DE 2021

Ciencia Y Tecnología  |  05 noviembre de 2017  |  12:00 AM |  Escrito por: Edición web

Cementerio de los libros

1 Comentarios

Imagen noticia

Obras para rescatar nuestra historia y tradición narrativa.

Ilda Baoth

A Duras Penas La Vida

Eduardo Arias Suárez

(Cuentos escogidos).

Clásicos regionales. Sello Editorial Red Alma Mater. Sistema Universitario del Eje Cafetero. Diciembre de 2016, Pereira. 446 páginas. Carátula del pintor Memo Vélez.

Otro precioso volumen para rescatar nuestra historia y tradición narrativa. Edición y estudio por Carlos Alberto Castrillón. El profundo, crítico y metódico ensayo introductorio del reconocido escritor y académico quindiano es una de las más amplias e ilustrativas aproximaciones al hombre y al escritor, a los cuentos de Eduardo Arias Suárez, “alejado de la tradición costumbrista y desdeñoso del localismo”, según registra Castrillón. Treinta y ocho relatos, elegidos del polifacético conjunto de sus publicaciones, hacen de esta representativa compilación un libro fundamental para la investigación regional y nacional de la obra, aciertos y propuestas narrativas del cuentista nacido en Armenia en 1897 y fallecido en 1958. Aportaron su ayuda Rosario y Zafiro Arias Muñoz, hijas del escritor. Ingresar al ámbito narrativo de Arias, con la pragmática orientación de Castrillón próximo en su estudio a la teoría de la relevancia de Sperber y Wilson, contribuye mucho a revalorar dicho narrador y regocijarse con su obra como tal vez no lo hicieron en su época. Cuentos tanto para generaciones antiguas que valoraron al misántropo armenio, como para jóvenes narradores contemporáneos explorando modelos de escritura a partir de nuestros autores.

 

Carmesí

Jorge Eduardo Urrea Giraldo

Alcaraván. Editorial Torre de palabras. Real Editores, Armenia, Quindío, agosto de 2017. Ilustraciones: Jhon Mora. Foto de carátula Jorge Urrea. 124 páginas.

Primer libro de microcuentos -como resolvió nombrar sus breves minificciones- del joven narrador quindiano, cronista y reportero, autor de documentales y cortometrajes de ficción y profesor de producción audiovisual, incursionando de manera coherente y firme en formas y estructuras ajustadas a exigencias del Cuarto género. Estas metaficciones mínimas prologadas por Andrés Salgado, “los textos de Urrea son saludables porque manosean la muerte, la reverencia y todos los sentimientos que la acompañan”, conforman una obra de cómoda y elegante edición que complementa, con las ilustraciones de Jhon Mora que acompañan cada texto induciendo a miradas más allá de la lectura, los sucintos contenidos abarcadores de acontecimientos, espacios y personajes bien esbozados en sus tanatológicas fatalidades. Urrea, quien por mérito propio se suma a la nómina de minicuentistas colombianos con estos textos, gran parte de ellos dentro del subgénero denominado Cuento atómico (de cero a veinte palabras, sin contar el título) expresa sus fantasías, temores e incertidumbres con lenguaje poético y filosófico. Cincuenta microrrelatos donde el más breve contiene solo 13 palabras: En color.

 

El callejón de la cigarra

Gustavo Rubio Guerrero

Tramar Ediciones Colección Poesía, Armenia 2014. Autores Quindianos, no.9. Dirección de la colección: Luis E. Isaza García. Poesía. 82 páginas.

Sesenta y cinco poemas de sólida unidad filosófica y discursiva, donde el sarcasmo con nombres propios, y la cavilación existencial despojándolo a sí mismo de tabúes y moralismos, marchan juntos para delimitar al individuo en su metafísica callejera. En su sicología de barrio. En su antropología de parques y su estética habitual de hombres citadinos. Gustavo Rubio, omitiendo signos de puntuación para darle relevancia a la idea escueta y fluida con transparencias conceptuales heideggerianas, pero dándole relevancia gráfica a mayúsculas iniciales cuando comienza versos, alcanza con esta obra altos vértices de expresión poética mediante vivencias intelectuales con momentos emotivos que no puede silenciar. Todo en ellos, forma y disposición versual, temas cercanos a su trayectoria vital, rupturas de sintaxis y espaciados entre un verso, conforman una de las más sólidas obras poéticas entre escritores de su generación. Es el escritor por cuya obra desfilamos con nombres propios, falencias y virtudes, numerosos escritores quindianos y nacionales, sin dejar por fuera las imputaciones, con sus nombres, a políticos que han menoscabado de tantas maneras nuestra región. Rubio Guerrero consigue con su libro “enfrentar en la construcción de poemas, enfoques de lo macro y de lo micro”, como lo señala él mismo en la presentación del libro, agregando, “en El callejón de la cigarra hice notoria la soledad individual”.

 

 

 

 

PUBLICIDAD

Comenta esta noticia

©2021 elquindiano.com todos los derechos reservados
Diseño y Desarrollo: logo Rhiss.net