• MIÉRCOLES,  27 OCTUBRE DE 2021

Ciencia Y Tecnología  |  08 junio de 2018  |  12:00 AM |  Escrito por: Laura Barrios Quintero

Tesoro: agroecología y economía solidaria para Génova

0 Comentarios

Imagen noticia

Dos jóvenes emprendedores trabajan para recuperar el valor del campo.

Jhonatan Castellanos es hijo de las tierras de Génova, allí, pensando en su economía decidió volver al trabajo del campo para tener su propia despensa y un sustento económico. Al ver que su modelo funcionaba y preocupado por la situación de las familias genovesas que se han visto obligadas a migrar a otras ciudades por la falta de oportunidades decidió hacer de su proyecto personal una idea de negocio para la localidad y de la mano de otro joven, Manuel Aguirre, decidió llegar a las casas de la localidad con huertas productivas.

Para Manuel, estudiante de arquitectura, la vinculación al proyecto se debe a la importancia de la transformación del campo en un momento que para él es de trascendencia en el país.

"Vivo en la urbanidad, mi carrera tiene que ver con el urbanismo. Muchas veces quienes vivimos en las ciudades vemos el campo solo como una escapatoria para descansar. Este proyecto es un modelo sostenible de ciudades que miran hacia el futuro, pero no de forma depredadora, sino como una manera amigable de aprovechar los recursos naturales y crear una economía solidaria"

Asimismo, el deseo de Jhonatan es que los genoveses además de cosechar su propio alimento como los ancestros, puedan obtener una ganancia para sus productos en huertos que pueden acoplar en su propia casa.

"Si los jóvenes de Génova encuentran una oportunidad económica, van a tener un motivo para no irse de su tierra”, dice el joven.

Apoyo

Tras presentar el proyecto ante los concejales de la localidad los jóvenes lograron algunas alianzas que consisten en la base de datos de las familias que puede vincular a su proyecto y algunos insumos que recibe desde a administración municipal. Actualmente participan en otras convocatorias a nivel nacional para poder acceder a otros recursos y poder así vincular a más familias, no solo de Génova, sino de la región. Por lo demás, trabajan con recursos propios.

El proyecto

Con Tesoro Manuel y Jhonatan esperan brindar a los campesinos, además de una oportunidad económica, educación financiera y capacitaciones para el buen uso de sus tierras y la manipulación de los productos. El proyecto consiste en acompañar a los genoveses en el proceso de siembra y cosecha del producto, procurando que este sea orgánico en su totalidad. Tras la recogida de los productos, lo compran a los campesinos y lo distribuyen en la ciudad e incluso realizan envíos a otras ciudades. Actualmente tienen un plan que consiste en una canasta semanal que según el presupuesto del comprador y los frutos de la tierra por esos días, se arma.

“Queremos ofrecerle al cliente un producto con un valor agregado. Un producto listo para su consumo, sin químicos y bueno para la salud. Para eso hay que acompañar a los productores en el proceso, no darles las semillas, olvidarlos y regresar cuando ya haya cosecha. Por eso fracasan los proyectos para el campo, porque no hay acompañamiento constante, no es solo darles la semilla y la plata a los campesinos, es trabajar de la mano con ellos”, afirmó Jhonatan en entrevista con El Quindiano.

Favoravilidad

Como Jhonatan ha vivido toda su vida en estas tierras, sabe de la fertilidad de ellas, un punto a favor grande para el negocio, además de ello, los patios de las casas de la localidad son perfectos para instalar huertas en las que con poco dinero se pueden sembrar varios productos. La idea es que los productores conserven plántulas para continuar con la dinámica.

Expandirse

“No importa si otras personas de otras ciudades copian este proyecto. Es más, nosotros podemos sentarnos con ellos y ayudarles a implementarlo, la idea es que entre todos tengamos una economía solidaria, alimentos de calidad para nuestro consumo y un motivo para conservar nuestras tierras”, comentan mientras explican que en otros municipios cordilleranos y en Calarcá esperan pronto realizar jornadas de siembra.

Treinta familias

El proyecto iniciará con treinta familias de la localidad. De la mano de la secretaría de Agricultura de Génova durante toda esta semana se trabajó en la germinación de las semillas, la próxima semana se realizará el estudio de los predios para estar en quince días sembrando con las familias seleccionadas.

Agroturismo

Además del trabajo en huertas, los jóvenes tienen en mente otro proyecto para darle valor agregado a las fincas de Génova: desarrollarán cabañas agroturísticas con materiales propios de la región, no invasivos y amigables con el medio ambiente. La idea es ofrecer a los visitantes una nueva experiencia que consiste en vivir la tradición campesina de la cordillera, aprovechando la demanda de turistas extranjeros que vienen a la región buscando empaparse de la cultura y el paisaje. Con esto se busca rescatar y dar a conocer internacionalmente la dignidad del trabajo de campo.

"Queremos fomentar un turismo sostenible que funcione como un intercambio de beneficios. Es una especie de voluntariado en el que los visitantes vienen, conocen paisajes, accedan a otros servicios en Génova y finalizan su estadía en las fincas, donde a cambio del trabajo en el campo, pueden recibir hospedaje y alimento. A futuro esperamos ser una potencia en ecohotelería donde se afecte potencial y positivamente la localidad y se pueda replicar el modelo en otros municipios", explicó Manuel Aguirre

“Si los habitantes de Génova le dan valor a sus tierras, las conocen, las aprovechan y obtienen de ellas ganancias significativas, no van a tener que venderla a precios bajos como se ha visto en otros municipios. Todavía es posible vivir del campo”, concluyó Jhonatan Castellanos.


 

* Fotos / Jhonatan Castellanos, Manuel Aguirre / EL QUINDIANO
 


 



 

PUBLICIDAD

Comenta esta noticia

©2021 elquindiano.com todos los derechos reservados
Diseño y Desarrollo: logo Rhiss.net