• SÁBADO,  25 MAYO DE 2024

La Cosecha  |  16 marzo de 2024  |  12:06 AM |  Escrito por: Administrador web

El poder está en el querer y Juan Camilo Botero Palacio es evidencia de ello

0 Comentarios

Imagen noticia

Enseñar es una vocación y se convierte en ley de vida. Este es el caso de Juan Camilo Botero Palacio, un joven que por designios del destino se convirtió en instructor SENA, siendo, además, muestra de inclusión y ejemplo de superación, pues su discapacidad visual no es impedimento para salir adelante.

“Por mi mente pasaba ser politólogo o abogado, pero mis padres no tenían cómo costear mi carrera. Me formé en el SENA. La administración de empresas y el ser instructor fueron dos oportunidades que llegaron como un regalo de la vida. Jugaba a ser político, pero me enamoré de lo que hago ahora, mi profesión llegó como llegan las cosas buenas”, afirma Juan Camilo.

Comenzó en el año 2012 como aprendiz de la tecnología en Administración de Empresas Agropecuarias en el centro para la Formación Cafetera del SENA Caldas. En 2014 se convirtió en instructor del mismo centro y en 2021 llegó al Quindío, donde hizo parte de los formadores virtuales del Centro Agroindustrial.

“Yo siempre he tenido una muy buena relación con las herramientas digitales. Es algo con lo que las personas en condición de discapacidad fundamentalmente visual, que es la mía, hemos venido luchando desde hace mucho tiempo y cada vez esa brecha se cierra.  Debemos resaltar que tenemos una institución que nos apoya. A mí el SENA me ha apoyado siempre”, resalta.

El SENA garantiza la inclusión para aprendices e instructores, con herramientas digitales y acondicionamiento de los escenarios, facilitando así la formación de los quindianos. Juan Camilo aporta desde su conocimiento y experiencia a esa formación de calidad.

Lo más gratificante para este instructor es reconocer que lo que enseña conecta con los aprendices, quienes eliminan la barrera de una pantalla para aprender.

Me hace muy feliz cuando un aprendiz domina un tema que antes no conocía. Es maravilloso ver que se certifican y que salen al mundo con grandes conocimientos”, señala el instructor.

Ahora, desde el Quindío, enamorado de la gente amable, de la tranquilidad de esta tierra, aporta al país a través de la formación, los consejos y la experiencia, brindando su conocimiento a los técnicos de proyectos agropecuarios.

PUBLICIDAD

Comenta esta noticia

©2024 elquindiano.com todos los derechos reservados
Diseño y Desarrollo: logo Rhiss.net