• VIERNES,  12 ABRIL DE 2024

Columnistas  |  01 marzo de 2024  |  12:00 AM |  Escrito por: James Padilla Motoa

Ma ha gustado el Quindío de ‘Rubencho’

0 Comentarios


Imagen noticia

James Padilla Motoa

James Padilla Mottoa

Aún sin quererlo, he caído en la tentación de ver al Deportes Quindío en algunos de los partidos del comienzo de esta nueva aventura. Tal vez porque ahora es el equipo de ‘Rubencho’, uno de los deportistas más queridos por la sociedad de Armenia y del departamento.

Y les cuento que, al verlo, me he puesto a pelear con la razón y en esa lucha interior va ganando el corazón: Lo que he podido ver me ha gustado y una lucecita de esperanza vuelve a encenderse en el cañaveral de mis pasiones. Porque uno es tozudo y en la emoción es capaz de derrumbar todas las razones gruesas que se han fabricado al influjo de puras realidades. Que al propietario de la representación legal del equipo no le conviene ascenderlo porque ese sería un pésimo cálculo financiero; que así como está es mejor para él porque vive la comodidad de la economía que le brinda la Dimayor, saca para darle al Boca y le quedan algunas chirolas para guardar; no tiene la obligación de contratar jugadores de gran recorrido para reforzar el equipo.

Razones contundentes para no ponernos en modo positivo, pero ¿y el corazón? y ¿la pasión? Es algo que no se puede evitar y bien adentro comienza a formarse la esperanza con otros argumentos: Hay en el cuadro buenos jugadores. El arquero, por ejemplo, es muy bueno; de lo mejor que se ha traído en el último tiempo para ese puesto. Atrás hay buenos elementos que entremezclan juventud con experiencia y arriba se arma un bloque respetable en la forma de aprovechar los espacios, con juego exterior rápido, punzante y desequilibrador y con gol que es lo importante...

En el medio está lo más neurálgico: se dan ventajas en la recuperación de la pelota y los hombres son demasiado lentos para contrarrestar una transición rápida del contrario, tal como se vio en el segundo gol del Unión Magdalena. En este caso la defensa también lució lenta y muy mal dispuesta para afrontar la salida del ciclón. Pero es el comienzo y el equipo todavía está en formación; sin embargo, ya se le ven cositas de la mano de Rubén: un poco de más elaboración en la mitad, con el capitán Serna, que parece tomarse muy en serio su papel y pone sus condiciones con vehemencia y entrega; tanto, que algunas veces olvida sus obligaciones en la marca para ir más arriba.

Me gusta este comienzo y me agrada más que sea el equipo del nuestro, un muchacho que se estrena como técnico sin mayores alardes, esperando que las cosas finalmente se le den y que a la postre a don Hernando se le cambie la mentalidad para romper todas las razones que se han expuesto y darse el gustazo y el lujo de subir nuevamente al equipo quindiano, para quedarse definitivamente en la categoría que le corresponde.

Cuando uno comienza a meterse en las brumas de misterio en el camino de la vida, hay cosas como el dinero, por ejemplo, que van menguando todo su valor y puede resultar mucho más grato un triunfo rotundo de la divisa de uno, en una sana competencia.

[email protected]

PUBLICIDAD

Comenta este artículo

©2024 elquindiano.com todos los derechos reservados
Diseño y Desarrollo: logo Rhiss.net