• MIÉRCOLES,  27 OCTUBRE DE 2021

Ciencia Y Tecnología  |  31 marzo de 2018  |  12:00 AM |  Escrito por: Edición web

Pinceladas para una ciudad más positiva y cultural

1 Comentarios

Imagen noticia

Voces de los artistas callejeros que a diario promueven con sus obras y dibujos el amor por una ciudad artística y ‘pintada de esperanza´. Testimonio de una colombo francesa que le pone el alma a sus pinturas.

Por Rubén Darío Varela

La carrera 14 con calle 16, conocida popularmente como ´Cielos abiertos’ se ha convertido en un escenario propicio para que los artistas callejeros deleiten a cuanto transeúnte circule por este sector de la ciudad. Al pasar por allí, cuadros pintados en óleo, retratos a lápiz, paisajes, dibujos de caballos, búhos y hasta de personajes mundiales le dan vida a esta característico paso peatonal que invita a enamorarse del arte.

Allí; en su mayoría de veces al transitar es común ver a tres, cuatro, cinco o hasta más personas concentradas por varios minutos observando las diferentes técnicas de estos artistas para pintar sus obras, y detallar así, entre otras, las obras de Esperanza Mora, quien aunque nació en Francia, dice sentirse más colombiana que la “panela” y quien valiéndose de pinceles, lienzos, acrílicos, óleos y carboncillos se las arregla para dejar plasmada su alma en cada una de sus obras.

Dice ella, que su devoción por el arte empezó a recorrer sus venas apenas cuando ni tan siquiera había cumplido los cinco años de edad gracias aquellas largas horas en las que sentada en una silla de su casa solía observar a su abuela pintar cuadros y jugar con los colores, hecho que no solo la motivo para inclinarse por la pintura, sino por interpretar el piano y posteriormente convertirse en una de las pintoras más destacadas de su generación en la ciudad de Bogotá donde residía.

“Recuerdo que el primer cuadro que pinté en mi vida fue un toro de color negro, me quedo muy bien el reconocimiento de amigos y familiares y gracias a ese dibujo, me motive para empezar a estudiar bellas artes en la Universidad Nacional de Bogotá, una vez allí comencé mi carrera artística”, dijo Esperanza Mora.

Gracias a su talento y amor por la pintura, Esperanza Mora empezó a competir en cuanto concurso de pintura se presentaba, perseverancia que le bastó para obtener destacados lugares a nivel nacional con sus pinturas y exhibirlas al público en diferentes ciudades del país, y por supuesto, Armenia, no fue la excepción, fue por ese motivo que desde hace unos años se radicó en la ciudad Milagro en donde a diario cautiva a propios y extranjeros con sus cuadros fabricados con pinceladas que le nacen del alma.

Así como Esperanza, y como bien lo expresa su nombre, “esperanza”, ella, y otros artistas callejeros de la capital quindiana a diario continúan dando pinceladas a diestra y siniestra y untándose la ropa de colores de pintura con el ánimo de posicionar este arte excepcional y a su vez motivar a aquellas personas para que también le dan a la ciudad más esperanza a través de cuadros elaboradas con lápiz, pintura y carbonillo, pero sobretodo con amor al arte.

PUBLICIDAD

Comenta esta noticia

©2021 elquindiano.com todos los derechos reservados
Diseño y Desarrollo: logo Rhiss.net