• SÁBADO,  04 FEBRERO DE 2023

Cultura  |  06 marzo de 2018  |  12:00 AM |  Escrito por: Edición web

Quindío vive en su poesía

0 Comentarios

Imagen noticia

Por Ángel Castaño

En el marco del festejo del día internacional de la Mujer, la Fundación Torre de Palabras organiza Palabra de mujer, Quindío vive en su poesía, evento que rendirá homenaje al trabajo lírico y cultural de algunas de las voces poéticas más sobresalientes del Quindío. El acto se realizará este jueves a las 6:30 p.m., en La Casa –Calle 40 22-17, de Calarcá–. Contará con la participación de las escritoras Esperanza Jaramillo, Yeni Zulena Millán Velásquez, Lilián Zulima González y Heidy Guerrero Vélez. A continuación se reseña parte del recorrido vital de las participantes y se incluye un poema de su autoría

Esperanza Jaramillo

 

Nació en Manizales, se radicó en el Quindío desde la infancia. Su poesía está siendo traducida en la actualidad al francés por el poeta Pedro Viana. Sus poemas y ensayos han sido publicados en varias revistas y diarios del país. Publica con frecuencia  en el suplemento literario de La Patria, Papel Salmón, en Eje 21 y en las revistas Así Somos de Comfenalco y Naturaleza y Descanso. En el 2002 su poesía fue seleccionada para el programa de televisión Poetas Colombianos de Ignacio Ramírez en Bogotá,  y leídos por Laura García

En el 2007 obtuvo el Primer Premio sin Edición de Ediciones Embalaje Fundación Museo Rayo, a su obra inédita “Tiempo del Escarabajo”. En el 2010 su obra inédita “De Mis Sentidos Hacia Adentro” obtuvo una mención de honor también por Ediciones Embalaje.

Ha publicado Caminos de la vida, Testimonio de la Ilusión (prosa poética). El Brazalete de las Ausencias y los Sueños, novela. Abecedario del Viento, poesía. Y Tiempo del Escarabajo –poesía, Editorial Oveja Negra.

 

Y el pajarillo canta

Es noviembre y llueve tanto

el vendedor de escobas

me sonríe como todas las mañanas

 Poco le importa la comodidad

de quienes al pasar con sus vehículos

levantan arroyos

 Le bastan sus escobas  una camisa blanca

y un pajarillo que en el alero canta

 Quisiera barrer el mundo

de tanta iniquidad

 Ante lo imposible

imagina buques azules

donde el horizonte acaba

 Al vendedor de escobas

le bastan su camisa limpia

y la alegría del pajarillo

que en el alero canta

 Un médano de luz lo abarca

y le alcanza.

 **

 

Yeni Zulena Millán Velásquez

 Nace en Circasia. Es licenciada en español y literatura de la Universidad del Quindío. En la actualidad cursa estudios de maestría en literatura en la Universidad Tecnológica de Pereira. Poeta, ensayista y narradora. Textos narrativos, críticos y poéticos de su autoría, han sido incluidos en la revista literaria Polilla (2010, 2011 y 2014); en el libro Marginalia III, Relecturas del Canon Literario; en los diarios La Crónica del Quindío (2013, 2014 y 2017) y El Diario del Otún (2014); en la revista Santo & Seña (2014), Cazamoscas (2015), Ítaca (2016) y Palabra Realizada (2016); en el blog del Semillero Senderos de la Universidad de Caldas, Foro Literatura como Transacción (2014); en Revista Coronica blog (2017); en Cafeína, Muestra de Poesía del Gran Caldas (2014); y en Asedios Verbales. Panorama del cuento joven colombiano (2017). Fue coautora en el proyecto de edición crítica Carmelina Soto. Poesía reunida (2016) y en la antología poética Témpora. Jóvenes poetas del Quindío (2017).

 Próximamente presentará su primera novela corta Corredor Vacío, publicada por Fallidos Editores.
 

 Dicha y Dolor fueron los nombres

de las semillas que el sembrador hundió primero

en las entrañas calurosas de su edén.

Darles la espalda y algunos pasos

fueron riego y abono para que aquellas

hermanas entre sí desconocidas

rasgaran unívocamente la compasiva vestidura

y escalaran el blanco infierno

entrelazados sus cuellos.

A su venida el sembrador encontró

una pacífica flor que cantaba

todas las defunciones

todo el talento amoroso de la sangre.

Sin preguntarse si era juez o apenas testigo

estranguló la flor

y desató a las desposadas

maldiciendo su ennegrecida benevolencia.

Dicen que tiempo atrás

Novalis vio la flor

su sueño le trajo a la existencia.

 

**

Lilián Zulima González

Abogada en ejercicio y profesional en literatura. Ha publicado en diversas revistas y antologías como Grifos de Neón, Domingo Atrasado, y Revista de la Universidad Externado de Colombia. Cuenta con el poemario Itinerario de los marginados, con el libro jurídico Factores de riesgo delictivos, y los libros inéditos Epístolas a Anne Marie, y A Zar Nicolás III. Actualmente combina su trabajo como abogada con la docencia universitaria.

 

Fábula

 El hombre no quiere ser anciano

pero sabe que ha cambiado.

Que está harto de la gente

del bullicio

de la abulia.

Que en la calle

relame sobras

mientras sus hijos

tributan

para expiarse

con honores.

**

 

Heidy Guerrero Vélez

 Poeta y gestora cultural, sus poemas han sido publicados algunas antologías, revistas estudiantiles y periódicos regionales como la Crónica del Quindio, el Diario La Patria de Manizales y la revista literiaria Luna Nueva, entre otros. Es cofundadora del café literario de la Universidad del Quindío Café Arte en el año 2009.

Participó en la publicación de los libros Cantares de mi tierra que es una recopilación de autores caldenses y Libro de poesía joven, compilado de poesía juvenil en Anserma Caldas; en la publicación de libro Versos cómplices de la Universidad La Gran Colombia. Es una de las ganadoras del Concurso de cuento regional de Humberto Jaramillo Ángel.

Ha participado en encuentros regionales y nacionales de poesía, como el Festival de la Imagen y la Palabra en la ciudad de Tuluá en el 2008; en el Primer Encuentro Regional de Escritores de Calarcá en el 2007 y 2008, en el Festival literario Luis Vidales en Calarcá, Festival Internacional de Poesía de Medellín capítulo Buga 2008 y capítulo Quindío 2013 y en el I Encuentro Nacional de Poesía La Idea Que Verdece.

 Su primer libro Asuntos internos fue publicado por la Uceva.
 

 Nada nuevo

Lo que enferma a veces es vivir.

Demasiado lidiar con la rutina

que se trepa en los días

como una hiedra venenosa.

Alguien va por noticias de sí mismo

consultando el horóscopo o las cartas.

Matrimonios con aroma a cebolla y tomate

ven huir el amor por la ventana;

un gordo lujurioso inunda de babas

los escotes de las chicas;

la turba enfurecida

pide la cabeza de algún justo

y elige dictadores,

amenazas de idiotas

que ladran mejor de lo que muerden.

Inhumanos esfuerzos

para seguir respirando,

qué ganas de escupirle

cuatro verdades a la vida,

pero nos han puesto el bozal.

 

PUBLICIDAD

Comenta esta noticia

©2023 elquindiano.com todos los derechos reservados
Diseño y Desarrollo: logo Rhiss.net