• SÁBADO,  04 FEBRERO DE 2023

Columnistas  |  02 diciembre de 2022  |  12:00 AM |  Escrito por: Aldemar Giraldo

No todo está ganado

0 Comentarios


Imagen noticia

Aldemar Giraldo

Aldemar Giraldo Hoyos

 

Imposible sustraerse uno de este clima futbolero del momento; todo huele a gol, a apuestas, a ¨pollas”, a cábalas, a predicciones y “profecías sagradas” de hinchas y sabios. Hay que saber, eso sí, que no todo está hecho y que falta mucho trecho; algunos ídolos se han enlentecido y se acercan poco a la portería contraria y otros se quedaron en casa por distintas razones.

Grandes sorpresas nos ha traído este mundial: grandes favoritos aparecen deslucidos y pequeños oncenos, poco conocidos, han puesto a temblar a apostadores y federaciones de mucha historia; Arabia Saudita, Túnez, Marruecos y Japón han sorprendido al mundo con un juego pragmático y efectivo; veamos algunos casos resonantes:

Arabia Saudita derrotó con categoría a Argentina (2 - 1), una de las mayores sorpresas en la historia de los mundiales; Arabia Saudita mostró orden defensivo e incomodó a los argentinos durante los 90 minutos; los albicelestes no lo creían; salieron cabizbajos y cariacontecidos; en un juego todo puede pasar.

Japón tuvo un debut histórico al vencer a los teutones (Alemania), uno de los favoritos para ganar la copa; el 2 a 1, el 23 de noviembre, los puso en su sitio y los obligó a repensar los planteamientos triunfalistas de antes; imposible pasar inadvertida la protesta de Alemania sobre el césped en Qatar: “Quitarnos el brazalete arco iris es taparnos la boca”.

 Marruecos neutralizó al subcampeón del mundo y, por supuesto, a Luca Modric; sorprendió a Croacia; no se dejó ganar; Croacia entró a la lista de resultados decepcionantes en su primera presentación en el Mundial de Qatar 2022; fue incapaz de superar a la defensa norteafricana.

 Bélgica se vio superado por los jugadores de Marruecos el 27 de noviembre ( 0- 2), en el estadio Al Thumana; ante 43.738 espectadores, los morocos ganaron mostrando crecimiento; sorprendente el triunfo de Marruecos; los sabios del balón no lo tenían en la lista .

La sorpresa, por excelencia, la dio Túnez; venció al actual campeón mundial; derrotó a Francia (1- 0); ayer, 30 de noviembre, Didier Deschamps subvaloró al rival; empezó con un equipo alterno, creyendo que el solo nombre era suficiente; en la segunda mitad, al ver los resultados de su sobrada decisión empezó a comerse las uñas y sacó la artillería que tenía en el “banco”, pero no le fue suficiente. Tremendo error cometen aquellos equipos y técnicos que desprecian a sus contendores y creen ganar un partido sin jugarlo.

El mundial sigue y nos esperan otras sorpresas; “los partidos terminan cuando terminan”; como decía mi abuela: “La soberbia mata el talento”

PUBLICIDAD

Comenta este artículo

©2023 elquindiano.com todos los derechos reservados
Diseño y Desarrollo: logo Rhiss.net