• SÁBADO,  04 FEBRERO DE 2023

Columnistas  |  30 noviembre de 2022  |  12:00 AM |  Escrito por: Manuel Gómez Sabogal

Un pequeño homenaje

0 Comentarios


Imagen noticia

Manuel Gómez Sabogal

Manuel Gómez Sabogal

Había guardado, con mucho cuidado, esta nota escrita por mi amiga y docente Edith Morales López, fallecida el 1 de mayo de 2016.

Hoy, deseo compartirla, pues en 10 años, poco o nada ha cambiado la educación con respecto a lo escrito por ella.

“Las mujeres deben tomar conciencia de que no solo naturalmente, sino socialmente les toca asumir las tareas más duras, por ejemplo, el parir los hijos, amamantarlos, además de trabajar y estudiar, son quehaceres arduos, por eso hoy más que nunca deben pensar en no tener hijos; esa época de las mujeres ‘máquinas reproductoras’ debe quedar atrás” dijo siempre.

Le encantaba sentarse a redactar, pero lo que más le gustaba era ser docente, enseñar, lo que hacía en la institución educativa Olaya Herrera, donde conversamos muchas veces y también, charlamos otras tantas al calor de un café.

“La educación está peor”. - Edith Morales Gómez

“La educación colombiana cada vez está peor, la verdad es una alcahuetería, una vergüenza, una desfachatez. Ahora a los del ministerio de Educación nacional, que parece que no se dan cuenta de la realidad, les dio por recoger toda la información de los estudiantes, exigiendo a los docentes la permanencia de todos, incluyendo a esos que son vagos, groseros, delincuentes, drogadictos, que van a las aulas solamente a fastidiar.

No entiendo por qué gente que no tiene ni idea de lo que es tener en las aulas a muchos sinvergüenzas, se atreven a decir que la culpa es del todo de los maestros, si a los padres de familia que son los directos responsables no se les exige nada.

Hay muchos niños y jóvenes que permanecen solos, porque sus padres no están cerca, muchos se han ido y a nadie le importa, por eso en este caso, dicho ministerio está más desfasado que nunca. Lo que deben hacer los que direccionan tan mal la educación en este país, es reclamarle a los padres de familia más responsabilidad y compromiso.

Las instituciones educativas no tendrían porqué volverse guarderías, si al gobierno en verdad le interesara una educación de calidad, los colegios son lugares donde los irresponsables van a dejar a sus hijos, encomendando a los demás sus obligaciones, con la ayuda de un gobierno, que quiere acabar por completo con la exigencia y disciplina que se necesita para una educación eficaz y de calidad.

El gobierno está tan desfasado, que piensa que la cobertura es calidad y la verdad está más de espalda a la realidad que nunca, la educación no debe ser un albergue, donde todos los bandidos hacen y deshacen, aún en tiempos presentes debe haber más respeto y acatamiento. El sistema educativo pasó de un extremo a otro, anteriormente era el docente que ordenaba y tenía que hacerse su voluntad, ahora hay que dejar que los muchachos hagan lo que quieran, yo pienso que ambas situaciones son injustas.

La educación debe conseguir un equilibrio, debe reconocer que el estudiante es un ser en formación, pero también debe tener en cuenta que el maestro no tiene porqué aguantarse todo, con las leyes permisivas y alcahuetas que tenemos, si a un bandido de esos, que hay en las aulas, le da por agredir o atropellar al maestro, él tiene que quedarse callado, porque nadie lo defiende y eso es muy triste.

Lo que está pasando es muy delirante, es una situación muy difícil, con razón hay muchos maestros enfermos, con lo que se vive en muchas aulas de las instituciones educativas, cualquiera se vuelve loco.

Los pocos estudiantes buenos que quedan, son víctimas del matoneo, del acoso y la mediocridad de los demás, ya los estudiantes excelentes son escasos, cada día los buenos se dejan contagiar de la pereza y desaplicación de los que solo molestan y hacen de las suyas, sin ningún miramiento, porque se dan cuenta que ellos también ganan el año.

El problema radica en nuestra sociedad descompuesta, a muchos padres de familia no le interesa lo que hacen sus hijos, no les encumbren valores y responsabilidades que deben tener desde niños. Muchos estudiantes se dedican al consumo de drogas, se involucran en pandillas, buscan refugio en grupos e inventan salidas fáciles, por eso no se preocupan por su estudio”.

PUBLICIDAD

Comenta este artículo

©2023 elquindiano.com todos los derechos reservados
Diseño y Desarrollo: logo Rhiss.net