• MIÉRCOLES,  28 SEPTIEMBRE DE 2022

Colombia  |  10 agosto de 2022  |  12:00 AM |  Escrito por: Administrador web

‘Un poder moral’, piden exmilitantes del M-19 desde la Quinta de Bolívar

0 Comentarios

Imagen noticia

Un grupo de antiguos militantes de la extinta guerrilla del M-19, venidos de todo el país, se tomó el domingo 7 de agosto las instalaciones de la Quinta de Bolívar de Bogotá, de donde robaron en 1974 la espada de El Libertador, y leyeron una proclama por un poder moral para la nación. Todo esto sucedía en el mismo instante en que el presidente Gustavo Petro Urrego, antiguo militante de esta guerrilla, recibía la espada de Bolívar en el acto de su posesión como presidente de Colombia.

La proclama fue leída por antiguos militantes de la guerrilla del M-19, entre los que se cuentan: María Antonia Velasco, Carlos Sánchez (hermano de Pepe Sánchez), Ruth Amparo Erazo (Micaela), Darío Villamizar, Consuelo Ramos y Néstor García Buitrago.

El documento cita a Bolívar y el Congreso de Angostura, de 1819, e instan al presidente Petro a cumplir ese mandato, “consistente en un sistema político preponderante en la Justicia Social, la regulación de los poderes y la libre determinación de los pueblos, bajo la égida de un Poder Moral que sería promulgado para velar por la probidad, sin excepción, de todos funcionarios públicos”.

EL QUINDIANO presenta la proclama de los exmilitantes del M-19, así como el vídeo donde hacen lectura de esta…

“¡ Bolívar !!

Padre nuestro y de la Patria Grande, que estás con el Pueblo por la Paz, la Justicia Social, la Independencia Nacional y la Unidad latinoamericana; que te desprendiste de tu propia fortuna y no aspiraste a otra gloria que consolidar la Libertad de la Colombia que tanto amaste, hoy nos damos de nuevo cita en tu Casa donde ya un día lejano dejaste en manos de las mujeres y hombres del M-19 tu Espada, con la que nos ordenaste ser tus Oficiales.

Dimos el paso al frente para asumir el compromiso de ser Oficiales de Bolívar y estar a tu altura, no siendo inferiores a tu voluntad de elegir a las mujeres y hombres de más desprendimiento para que con tu Espada pudieran soportar en la primera línea del frente todo riesgo y peligro hasta que cesaran los partidos y se consolidara la Unión.

Hoy nos ponemos de cuerpo entero ante el veredicto del Pueblo, quien en su leal sabiduría nos dirá si sí estuvimos a la altura. Si, después de recibir hincados de hinojos ante Bolívar la investidura de la Espada, la que Álvaro Fayad Delgado en nombre del Pueblo tuvo el privilegio de ser el primero en empuñarla y compartir con nosotros la sensación de ponerla entre su ruana contra el corazón, sí fuimos consecuentes con nuestro juramento de morir por la Patria, que ¡morir por la Patria no es morir, es vivir!

Un primer parte de victoria lo dimos los Oficiales de Bolívar en 1991, cuando junto al Pueblo de Colombia en ejercicio de su poder soberano, se dio el gran paso de decretar, sancionar y promulgar la Constitución Política bajo el compromiso de impulsar la integración de la comunidad latinoamericana. Y hoy le ratificamos la victoria en cabeza de otro de sus destacados oficiales, el Presidente Gustavo Petro.

¡Bolívar!, como entre tus más grandes gestas están las de la Democracia, el juramento hoy pasa por cumplir tu mandato en el Congreso de Angostura de 1819, cuando investido de tu Espada nos instó a discutir y debatir la Ley Fundamental de la Gran Colombia consistente en un sistema político preponderante en la Justicia Social, la regulación de los poderes y la libre determinación de los pueblos, bajo la égida de un Poder Moral que sería promulgado para velar por la probidad, sin excepción, de todos funcionarios públicos.

Esto quedaría evidenciado en el Congreso de Cúcuta 1821, cuando por motivo corrupción a Bolívar no le tiembla la Espada en sus manos para repudiar y destituir al vicepresidente Francisco Antonio Zea, revocándole todos los poderes de ministro plenipotenciario en Europa en la renegociación las deudas adquiridas y tachándolo de ser la mayor calamidad de la República. Ni qué decir cuando el 12 de enero 1824 se ve precisado a decretar, desde el Palacio Distrital de Lima Perú, la pena capital contra todo aquel funcionario a quien se le convenciere en juicio sumario de haber malversado o tomado para sí los recursos públicos.

¡Bolívar! No seremos inferiores a este mandato, ni a tu legado. ¡Por la memoria de nuestros muertos!, a partir de este momento puedes estar tranquilo donde quiera que estés, que tu Espada encarna y representa el Poder Moral de la Nación”.

“Por los Oficiales de Bolívar:

JAIME BÁTEMAN CAYÓN

IVÁN MARINO OSPINA

ÁLVARO FAYAD DELGADO

CARLOS PIZARRO LEÓNGÓMEZ

GERMÁN ROJAS NIÑO

NELLY VIVAS REBOLLEDO

Por la Constelación de militantes del M-19 que vivirán por siempre en nuestro Pueblo”.

PUBLICIDAD

Comenta esta noticia

©2022 elquindiano.com todos los derechos reservados
Diseño y Desarrollo: logo Rhiss.net