• MIÉRCOLES,  28 SEPTIEMBRE DE 2022

Región  |  07 agosto de 2022  |  12:00 AM |  Escrito por: Administrador web

La Misericordia, el hospital de las discordias

0 Comentarios

Imagen noticia

El hospital la Misericordia de Calarcá está en el centro de la polémica de la salud departamental, luego de su enorme crisis en el 2021, lo que obligó a su cierre temporal y a la intervención por parte de la Superintendencia de Salud.

En todos los ámbitos de la región se vio la crisis como una consecuencia de una ‘pelea’ política, en medio de la campaña para Congreso de la República en el Quindío, entre el gobernador Roberto Jairo Jaramillo y la por entonces candidata Sandra Bibiana Aristizábal Saleg.

De acuerdo a diferentes analistas políticos, el hospital La Misericordia estaba en manos de la señora Aristizábal, el gerente era de su ‘corte’, y su propio marido, Carlos Montoya, era contratista en la entidad. La administración era catastrófica, se le adeudaba dinero al personal del servicio básico: enfermeras, médicos, proveedores, etc., además que varios servicios empezaron a ser cerrados.

Frente a esta situación, el gobernador pidió la intervención de la Superintendencia de Salud, que no se hizo esperar, y le ‘sacaron’ a Sandra Bibiana toda su burocracia del hospital. El hospital quedó intervenido y empezó a restablecer los servicios.

Diez meses después de esa intervención, el diputado del Quindío Luis Carlos Serna denunció que el gerente interventor Fredy Orlando Rojas Arias se había puesto un salario millonario, de 21 millones de pesos mensuales, y que había traído a sus amigos de Santander y Cundinamarca a cumplir labores a unos costos enormes, desangrando el hospital. Toda esa denuncia estuvo debidamente sustentada con copias de los contratos y documentos que daban fe de lo dicho.

Esta semana que termina, el superintendente de Salud Fabio Aristizábal Ángel vino al hospital y presentó un panorama halagador. Dijo que durante este periodo de intervención en La Misericordia habían nacido 81 calarqueños, se dio la reapertura de todos los servicios de consulta externa y la aplicación de más de 93.000 vacunas contra el Covid-19.

“Hoy el hospital ha vuelto a ser referente de salud para los calarqueños, les hemos recuperado la prestación de los principales servicios y están sentadas las bases para que continue su mejoramiento gracias a la confianza de los usuarios y al apoyo de las EPS y de la institucionalidad quindiana”, señaló Aristizábal Ángel.

Hoy en día, este centro asistencial ofrece la prestación de la totalidad de los servicios de primer nivel, se ha puesto al día con el pago de la nómina y la seguridad social de sus funcionarios, con las obligaciones al personal de salud, y ha reabierto la mayoría de las sedes que hace un año se encontraban clausuradas.

En el periodo de intervención se han hecho 344.000 atenciones, entre consultas médicas, entrega de medicamentos, toma de muestras, urgencias, servicios de enfermería y citas de odontología.

Adicionalmente, se han puesto en funcionamiento cinco ambulancias que estaban abandonadas, se ha robustecido la prestación en el laboratorio clínico y se han depurado los procesos de facturación y cartera, que han permitido lograr mayores ingresos y una situación de equilibrio presupuestal.

“Desde octubre pasado, que reabrimos el servicio de ginecobstetricia, hemos tenido el nacimiento de 81 bebés calarqueños, algo que no sucedió durante 4 meses de 2021, y esto es otra muestra de la recuperación de la confianza por parte de la comunidad y el compromiso de nuestro talento humano, donde todos los empleados tiene sus salarios, sueldos y honorarios al día”, señaló Fredy Orlando Rojas Arias, agente interventor del hospital.

Durante el evento de balance de acciones, el Supersalud hizo un recorrido por las instalaciones del hospital y asistió a la inauguración de la sala de observación pediátrica, que fue puesta al servicio gracias al apoyo del Invías.

PUBLICIDAD

Comenta esta noticia

©2022 elquindiano.com todos los derechos reservados
Diseño y Desarrollo: logo Rhiss.net