• DOMINGO,  14 AGOSTO DE 2022

Cultura  |  05 agosto de 2022  |  12:00 AM |  Escrito por: Administrador web

Tango en París: Los Gobbi. Primera de cuatro partes

0 Comentarios

Imagen noticia

Ayer y hoy al compás del tango

Por Darío Tobón Montoya

La familia Gobbi son 3: los padres Alfredo Eusebio y la esposa Flora Hortensia Rodríguez de Gobbi y su hijo Alfredo Julio Floro. Aunque lo fundamental de sus vidas artísticas fue realizado  en Argentina, ninguno de ellos es de esa nación. El padre, Alfredo Eusebio nació en Paysandú, Uruguay. Flora tuvo nacionalidad chilena. El hijo Alfredo Julio es de París. Los dos primeros estuvieron en el amanecer glorioso y el hijo en el mediodía resplandeciente del tango.

Es una delicia y causa curiosidad escuchar las voces de los padres en el dúo de Los Gobbi, llamados también Los Campos. Ella soprano de voz aguda, de tiple madrileña, chillona para el gusto actual y su esposo tenor, de acento declamatorio en sus largos parlamentos.

ALFREDO EUSEBIO GOBBI

ALFREDO EUSEBIO GOBBI. Cantor, guitarrero, bailarín y compositor. También payaso, actor de teatro y de varieté, instrumentista, acróbata y equilibrista. Desde niño le atrajo la vida circense y se inició en el circo de Pepe Podestá.  Polifacético, precursor en muchos aspectos del tango.  En 1904 forma compañía teatral propia en la que tiene el papel que más le cae: el de cómico y cantante campero y de tangos. Ello lo hace al lado de Villoldo que fueron los primeros vocalistas que tuvo el tango. Pero su mayor éxito de cantante se produjo con el dúo que formo con Flora, con la que se casa en 1905. Fueron iniciales grabadores de placas y cilindros. Por ello lo llamaron “Los Reyes de Gramófono”. Alfredo había viajado a Europa en 1900 con la compañía de los hermanos Petray para presentar la obra teatral Juan Moreira. Hacen presentaciones en Madrid y en París, en donde fue abandonado por sus compañeros. En 1905 con Flora viaja a Filadelfia, EEUU y luego a Londres para grabar cilindros de la Víctor. En 1907 la empresa GATH y Chaves les dan pasajes hacia París para seguir en las grabaciones. Durante 7 años permanecen en esa ciudad. Alcanzaron a visitar otras capitales europeas y enseñaron a bailar tango. Fueron fecundos en la escritura de temas y en la grabación.

En justicia, hay que decir que la primera aventura del tango en Europa la realizaron los Gobbi acompañados por Villoldo, el llamado “Padre del tango”. En su regreso definitivo a Argentina, Alfredo participó en películas como “Nobleza Gaucha”. Alcanzó a actuar en escasas películas sonoras después de los años 30. Su obra autoral tuvo mucha acogida en su época, gracias a lo novedosa. Hoy está casi olvidada. Su inicio de compositor lo tuvo en 1905 con Toca Fierro y otros tangos de títulos pornográficos. La ciudad de Paysandú construyó un museo en su honor.

Aquí un audio del tango criollo Toca Fierro: https://youtu.be/NrWuAxmoALY

Audio de El criollo falsificado: https://youtu.be/hCes9cCPQLQ

Audio de Cuidado con los 50: https://youtu.be/3BM31ACx_GU


FLORA HORTENSIA RODRÍGUEZ DE GOBBI.

FLORA HORTENSIA RODRÍGUEZ DE GOBBI. Nació en Chile aproximadamente en 1885. Llega a Buenos Aires a principios del siglo XX. Bailarina, actriz y cantante, tuvo el mérito de ser la primera mujer que llevó al disco temas de Buenos Aires como el tango La Morocha. Es curiosa la vigencia de este tango: Libertad Lamarque lo revivió en los años 30 y Susana Rinaldi lo actualizó. Flora lo lleva a Europa. Las partituras de La Morocha fueron las primeras destinadas a la exportación del tango.

Aquí en este vínculo podrá oír a Flora Hortensia en La Morocha: https://youtu.be/IRHRmIyga40

 

Alfredo Gobbi, padre

 

Alfredo padre, con el nombre de Los Mamertos (los borrachos) cantó La Morocha. Este nombre que significa “La pelinegra”, tuvo una imitación escrita en 1906 llamado Yo soy la rubia escrita por la Baronesa Elisa D´Herbil de Silva (ver mi crónica). Flora al igual que su esposo, intervino en varios cortos silentes que en las salas de cine sincronizaban con discos grabados en París. Fallece en Buenos Aires en 1952.

ALFREDO JULIO FLORO GOBBI. Hijo de los anteriores, nació en París el 14 de mayo de 1912. Muere en Buenos Aires en 1965 a sus escasos 53 años, alcoholizado, después de haber destruido su corta e imponderable carrera que lo caracterizó como una de las luminarias de los años 40.

Aquí el audio de El andariego: https://youtu.be/L1K9zjP_Fz0

Yo tuve una formación musical sustentada en el tango cantado. Conocía uno que otro tango instrumental como La cumparsita. Mi programa radial lo hago con más del 90% de tangos vocalizados porque sé que son lo que la mayoría de los oyentes quieren. De Alfredo Julio solo conocía hace años los tangos instrumentales El Andariego (dedicado a su padre) y Orlando Goñi el gran pianista, su amigo de vida bohemia, paralela a la de él.

Oiga aquí el audio del tango Orlando Goñi: https://youtu.be/w5YSwgWWthg

 

Confieso que el resto de sus composiciones y grabaciones me eran poco conocidas. Entonces por varios días las escuche: ¡Qué inmensa sorpresa! toparme ese filón de oro, esa exquisitez musical, esa sorprendente variación melódica e instrumental. Sucede que la mayor parte de la obra tanguera de Gobbi hijo es casi toda instrumental. Entre sus pocos tangos cantados, para mi gusto el más bello es Mi angustia y mi dolor, con letra de Camilloni.

En este vínculo, el tango Mi angustia y mi dolor: https://youtu.be/b_E_h405qps

Fue el autor de un estilo de los más notables. Fue llamado “el violín romántico del tango”, pero su principal desempeño instrumentista lo hizo como pianista. Su orquesta es considerada por Héctor Benedetti como una de las de mayor complejidad instrumental, en un nivel muy alto al lado de las de Francini-Pontier, Osmar Maderna, Sebastián Piana, Pugliese y Piazzolla.

Alfredo Julio a sus 6 años inicia estudios de piano. Hizo parte de las orquestas de Pacho Maglio, Anselmo Aieta y del Sexteto de Vardaro-Pugliese. En 1942 forma su propia orquesta. Pero a causa de su inestabilidad, ya había estado en 14 conjuntos. En 1947 comenzó a realizar sus grabaciones hasta 1957 que son consideradas como las más grandiosas de su vida. Después “apuró las noches de Buenos Aires en carrera de insomnio y vino”. Astor Piazzolla que lo admiraba profundamente y que le grabó algunas de sus composiciones, le dolió intensamente verlo tocar en un pequeño antro nocturno. Gobbi había abandonado su orquesta y se dedicó a tocar piano en estos sitios, y en uno de estos le sorprende la muerte en 1965.

Los mejores cantantes de su orquesta fueron Jorge Maciel y “El Paya” Ángel Diaz. En su obra musical, entre los tangos instrumentales están los mencionados y Camandulaje, Cavilando y El ultimo bohemio dedicado a Troilo. Los tangos cantados son: Tu angustia y mi dolor, un tango para Chaplin, 4 Novios y Soy el cantor de orquesta.

Aquí el audio de Un tango para Chaplin, con su orquesta: https://youtu.be/LcqWTyDzC-4

Gobbi fue más admirado por los colegas compositores que por el público general. Prueba de ello es que Pichuco le dedicó Milonguero Triste; Rovira, El Engobbiado y Piazzolla Retrato de Alfredo Gobbi.

 

(Continuará el próximo 12 de agosto de 2022)

Armenia, agosto 5/22

 

 

 

 

 

 

PUBLICIDAD

Otras Noticias

Comenta esta noticia

©2022 elquindiano.com todos los derechos reservados
Diseño y Desarrollo: logo Rhiss.net