• DOMINGO,  14 AGOSTO DE 2022

Columnistas  |  05 agosto de 2022  |  12:00 AM |  Escrito por: Roberto Estefan-Chehab

Gracias presidente Duque

0 Comentarios

Imagen noticia

Roberto Estefan-Chehab

Roberto Estefan Chehab                                 

Ojalá hubiese un dirigente, que no cometa errores, no necesite aprender nada porque” todas se las sabe”, no se fatigue, no sufra; que sea aceptado sin replica porque complace a todos y todo le sale bien: obvio que eso es imposible. Entonces estamos ciertos en que cualquiera que se juramente, como presidente de la República, siempre estará sometido al escrutinio, la crítica, las presiones y una soledad inevitable. En los planes y propuestas de gobierno es imposible prever el futuro y sus sorpresas tema que en el caso del actual gobierno Duque fue especialmente avasallador: la pandemia del virus Sars-CoV-2 causante de la enfermedad Covid 19 ha sido un reto mundial que tomó por sorpresa y en ignorancia a toda la humanidad: hubo desinformación, confusión, intereses económicos, políticos, religiosos, sociales. Cualquier cantidad de elucubraciones, miedo, terror, dolor, ruina, hambre, trastornos psicológicos, psiquiátricos que persisten: caos global. A pesar de todo, el presidente estuvo presente, pendiente, juicioso, responsable con su equipo (menciono al ministro Ruiz, prudente serio y entregado a su tema de salud). En ningún momento se lavó las manos al estilo Pilatos. Gracias por eso y el reconocimiento mundial que le ha merecido. La palabra cumplida por el presidente entrante, Gustavo Petro, cuando en su primer día le advirtió que no lo dejaría gobernar, que sacaría a la gente a las calles y haría una oposición, que yo siento totalmente irreflexiva y caótica, irresponsable con la patria, esa promesa cumplida agravó la crisis social y económica con episodios morales degradantes, tragedias, destrucción y más pobreza: capitalizable según la estrategia ignominiosa de una campaña sucia que nadie puede negar. El presidente Duque la manejo con altura, aunque en mi concepto, en este caso puntual le faltó determinación para conjurar, no la protesta: el vandalismo, el crimen, la anarquía. El invierno y sus estragos, la destrucción del archipiélago de Providencia y Santa Catalina y las graves afectaciones en la isla de San Andrés por cuenta de un fenómeno natural insalvable y la reconstrucción y apoyo, en medio de un país invadido de narcoterrorismo, bandas criminales, disidencias que traicionaron el acuerdo de paz y una guerrilla que insiste en dañar soñando con un protagonismo social que ya no tiene. Un país que desde hace años viene contaminado de corrupción, confusión y desinformación. Un país aún lleno de ignorancia y pobreza lo cual explica tanta rabia, resentimiento y deseo de retaliación, asuntos utilizados para poner a la gente de carne de cañón en una carrera en la cual no se reconoce el progreso y los logros: en el campo, la infraestructura (sin ella no se sale de la pobreza) el manejo internacional, el económico, el apoyo a la juventud, al deporte, vivienda, empleo y su coherencia con la paz con legalidad. Aunque le endilguen responsabilidad en dolorosísimos asesinatos de lideres y firmantes de la paz, sabemos que no es él el causante: muchos de los que hoy llegan al poder lo saben y ojalá lo acepten, pues ahí hay mucho que analizar: varios tienen “rabo de paja”. Si la historia se escribe honestamente, sin duda, el futuro será un garante, en justicia, de que el humano, imperfecto señor Iván Duque Marques fue un gran presidente en épocas dolorosas, difíciles, ingratas y confusas. Yo reconozco en él a un patriota, a un señor, a un hombre decente, bueno, inteligente, capaz, que entrego lo mejor que pudo por la patria. Gracias presidente y su equipo por preservar la dignidad de Colombia. Ojalá el nuevo gobierno tenga éxito y en cuatro años tengamos un país mejor. Ojalá le podamos agradecer al señor Petro, en justicia, si lo hace bien: quiero creer en que su sueño, inteligencia y la madurez de los años hayan permeado su humanidad. El balance no es antes. El balance es después. Dios proteja a Colombia hoy y siempre.

[email protected]         

PUBLICIDAD

Comenta este artículo

©2022 elquindiano.com todos los derechos reservados
Diseño y Desarrollo: logo Rhiss.net