• DOMINGO,  14 AGOSTO DE 2022

Cultura  |  03 julio de 2022  |  12:01 AM |  Escrito por: Administrador web

Con 600 bibliotecas móviles, MinCultura promueve la lectura en comunidades rurales

0 Comentarios

Imagen noticia

Con el propósito de ampliar la cobertura de los servicios bibliotecarios en las zonas rurales del país, el Ministerio de Cultura y la Biblioteca Nacional de Colombia impulsaron el Programa Nacional de Bibliotecas itinerantes, una iniciativa que rompe las concepciones tradicionales de la biblioteca y trasciende a nuevas formas de construcción de proyectos bibliotecarios en torno a la lectura, la escritura, la oralidad, las memorias, los saberes y conocimientos situados y con enfoque territorial.

Para la ministra de Cultura, Angélica Mayolo, “las bibliotecas rurales itinerantes, además de circular el conocimiento, abren posibilidades de encuentro tejiendo lazos alrededor de la palabra, las memorias, los saberes locales y las diversas identidades rurales que tiene nuestro país. Porque no importa que tan lejos estemos, en Colombia la cultura nos mueve y nos une”.

Con esta apuesta cuya inversión asciende a los $9.500 millones de pesos y que transita e itinera por trocha, a lomo de mula, o atraviesa ríos en un bote en los diferentes rincones de Colombia, integrantes de las comunidades de todas las edades se reúnen para compartir diversas prácticas alrededor del conocimiento, saberes, culturas y memorias propias y de otros. Las 600 comunidades de 30 departamentos del país reciben una colección bibliográfica, un kit de tecnología para circulación y producción de contenidos, recursos didácticos y guías metodológicas.

Así mismo, se destaca que con el Programa Nacional de Bibliotecas Itinerantes se han implementado 117 bibliotecas en 109 municipios que hacen parte de los Programas de Desarrollo con Enfoque Territorial (PDET).

Bibliotecas para las comunidades

Como parte de este proceso, 1.891 líderes de sus comunidades, de los cuales 1.127 son mujeres y 527 hombres, se han vinculado con acciones de acompañamiento técnico y formativo para así poner en marcha las estrategias de itinerancia que cada comunidad diseña y propone de forma colectiva.

Luzmila Amaya, líder y mediadora de la Biblioteca de Riachuelo, corregimiento del municipio de Charalá, Santander, manifiesta que: “estamos muy contentos con esta experiencia para nuestro municipio, invitamos a todas las comunidades, para que busquen a través de sus bibliotecas rurales la integración de la comunidad alrededor de la cultura, alrededor de las tradiciones, alrededor de los saberes que hay en cada una de sus comunidades y que muchas veces están escondidos, por eso, vemos muy importante que las bibliotecas hagan un rescate de toda esta tradición oral y escrita y de saberes”.

Entre 2019 y 2021 el programa también ha entregado a las familias rurales, 13.950 colecciones bibliográficas, equivalentes a 83.700 ejemplares de la serie “Leer es mi cuento”, con el objetivo de promover los espacios de lectura en familia.

“Estas bibliotecas son importantes porque nos llenan de alegría, nos enseñan muchas cosas, nos enseñan desde pequeñitos. Los niños que vienen aprenden a colorear mejor, a mirar como los libros de una manera que no les parezca aburrida y que ellos puedan compartir con sus demás compañeros”, afirmó el pequeño Emanuel Mauricio Melgarejo habitante de esta región beneficiada.

Es así como las bibliotecas logran unir a campesinos, indígenas, afrodescendientes de regiones aisladas desde un proceso colectivo, colaborativo y en movimiento, que se construye desde un propósito común: el de encontrarse a crear y fortalecer lazos comunitarios desde la palabra, la memoria, los conocimientos locales y los significados de lo que podríamos entender como identidades rurales de Colombia.

Por su parte, Diana Patricia Restrepo, directora de la Biblioteca Nacional de Colombia (BNC), destaca que “el éxito del Programa está en el vínculo que hemos establecido con los mediadores. Ellos son quienes proponen y lideran en sus comunidades las iniciativas y programas que se desarrollan desde las bibliotecas rurales itinerantes para garantizar que a los territorios apartados de nuestro país lleguen los servicios bibliotecarios a través del servicio de extensión bibliotecaria de las bibliotecas públicas pertenecientes a la Red Nacional de Bibliotecas Públicas”

PUBLICIDAD

Otras Noticias

Comenta esta noticia

©2022 elquindiano.com todos los derechos reservados
Diseño y Desarrollo: logo Rhiss.net