• MIÉRCOLES,  08 DICIEMBRE DE 2021

Cultura  |  25 enero de 2018  |  02:14 AM |  Escrito por: Robinson Castañeda

Malvina la calentona

10 Comentarios

Malvina la calentona

Este cuento es autoria de Gloria Ismenia Suárez Navarrete

Esta niña precoz siempre queriendo ser grande se mira al espejo y piensa: ¿cuando me crecerán los senos? y ¿cuándo me podré pintar los labios con el colorete de Vicky? Se pasa los dedos por sus carnosos labios, entrecierra sus ojos y piensa en su primo Walter, no lo ve desde que, en ese elegante club bogotano, se casó Vicky. Ese día en la “luna de miel”, Malvina y Walter se acomodaron estratégicamente para poder espiar a Vicky y su marido y ellos hacer lo mismo.

“ Ya no aguanto más”, mañana lo llamo por teléfono y le diré que en estos meses me he convertido en más mujer. Planea cómo hacer para gozar de las caricias de su primo sin que sean pillados.

<Buenos días a todos, se me hace tarde para llegar al colegio > la desordenada y enrulada madre de Malvina dice a su yerno Marco: será que tú puedes camino a la oficina dejar a Malvina en el colegio? Sí, siempre y cuando no me hable babosadas en el trayecto, contestó Marco quien en su interior pensaba: esta chiquilla ya está creciendo, y se está poniendo “rebuena” y con lo maliciosa que es ¡qué peligro andar con ella.

Marco dejó a Malvina a una cuadra del colegio, ella fingió entrar, se percató que el carro se alejara y salió dispuesta a capar clase e ir a llamar por teléfono a Walter.

Su corazón latía aceleradamente y sentía un cosquilleo por sus glúteos “aló… Walter soy Malvina “ - “quiubo mi preciosa “rica” ya tienes voz de mujer “sí , y el cuerpo también responde Malvina , porqué nó nos vemos? “voy a tratar, tengo permiso del colegio porque voy al médico respondió Walter y con voz ansiosa dijo “dentro de un rato nos pondremos al día” “pilas nos vemos por la esquina de la 53”.

Malvina que tenía todo calculado, saca de su maleta la ropa con la que se veía muy sexi: botas, minifalda, buso apretado…..y el colorete de Vicky. Se encuentran y se funden en un fuerte abrazo y ya están ardiendo en deseos.

Walter ya se cree experimentado por que sus amigos mayores le han dicho cómo se lleva una chica a residencias .A Walter no le gustan los compromisos pero sí gozarse a las chicas que le dan “papaya” incluyendo a su prima que ya pinta ser un bombón.

Ya en el cuarto se observan anhelantes unos tiernos cuerpos de una joven de 14 años y un joven de 17 que han cumplido sus deseos.

Ellos piensan que ha sido un delicioso encuentro amoroso.

Él le cuenta con orgullo sus experiencias sexuales, Malvina le dice que le gusta que sea un hombre experimentado porque también ella ha aprendido a tomar ron con coca cola, bailar rock y hacer streep tease a escondidas de su mamá y de su hermana Vicky.

Malvina llega a casa fingiendo tener muchas tareas del colegio.

Desde la escalera su hermana Vicky le increpa: “dónde está Marco?... No te hagas la idiota,…… Malvina le contesta: ¿a esta qué le pasa? acabo de llegar del colegio él me dejó ahí esta mañana---- no tú no fuiste al colegio , Marco tampoco fue a la oficina---respondió Vicky que con su esterilidad comprobada sabia de la precocidad de su hermana y la morbosidad de su marido.

Malvina va a dar a luz, Vicky ha llegado a un acuerdo con Marco quien piensa: por fin me quitaré de encima a esta mocosa que no quiere decir quién es el papá de ese bebé y me tiene “embalado” con la torturante de mi mujer.

Para entonces a Walter parecía que se lo hubiese tragado la tierra, nadie sabía de él.

Durante el embarazo Vicky se dedicó a cuidar a Malvina y hábilmente la convenció de que le entregase a su hijo; para este tiempo la mamá de éstas ya había sido recluida en una clínica para enfermos mentales y no se daba cuenta de nada.

Vicky y Marco aparentando ser la pareja perfecta criaron con todas las comodidades a John Jairo, éste creció muy independiente, inteligente y vivaz, en vacaciones pedía viajar solo a donde quisiera, le gustaba conocer y aventurar.

Cumplía los veinte años y ya era un brillante universitario, un enero viajó a una pequeña ciudad del eje cafetero con la tuna de la universidad.

Al final de la presentación, recibió muchos aplausos…. Aquel día fijó su mirada en una bella y sensual dama que aplaudía eufóricamente sin quitarle su mirada intensa e inescrutable.

En ese preciso instante todo fue confusión: tembló la tierra, comienza a caer escombros, se oyen gritos de angustia, todo el mundo corre sin control, Malvina agarra la capa de aquel joven que va en frenética carrera. Él la toma de la mano y corren hasta ponerse a salvo.A pesar del susto se observan; ella dice que se veía muy lindo en la tuna.

Y qué decir de usted doña cuando aplaudía, contestó John Jairo, lástima que estemos en medio de este caos.

Siguen corriendo hasta que exhaustos se sientan sobre los escombros, no saben dónde están. Recorren el entorno con la mirada y todo es desorden: nubes de polvo, gritos, gente que se arrastra y otra que ya no se mueve.

Ellos no se angustian, pues son personas que han vivido muy cómodas y superficiales. Piensan que de esto van a salir. John Jairo le pregunta: qué harás cuando caiga la noche?......” Mira ya están llegando las brigadas de rescate dejemos que ellos nos lleven a un lugar seguro y les diremos que somos pareja, propone Malvina, que ya le había echado el ojo al apuesto joven, a propósito dime tu nombre. Yo soy John Jairo, estudiante de ingeniería, a lo cual ella responde: mi nombre es Malvina soy bailarina y vengo de Cali; con esto tan terrible que está pasando no sé a dónde iré, quedémonos aquí, ya nada podemos hacer.

La brigada los llevó a un lugar seguro y los dotó de una pequeña carpa y colchonetas, se sintieron a salvo y dieron rienda suelta a esa atracción surgida entre ellos.

Él disfrutó como nunca, era un escenario diferente. Les contaré a todos esto que estoy viviendo “es increíble”.

Malvina acostumbrada a conseguir todo fácil, con su atractivo físico, estaba entusiasmada con el elegante joven. Piensa “pegársele” porque le ha gustado este hombre, también se ha dado cuenta que es gente con billete. Pero por ahora nos debemos ir de aquí, esto está horrible.

Mira coqueta y ardiente al joven que se está colocando el pantalón lleno de tierra; ya está amaneciendo.

John Jairo exclama “preciosa rica” qué vamos hacer? Hemos perdido nuestros documentos, será que nos vamos así?.... no sé….. esperemos a la brigada, ellos nos ayudarán …susurró Malvina.

<Por favor denme sus nombres y apellidos completos, de dónde son y a dónde van> se le escuchó al acucioso funcionario de la brigada de socorro.

Por fortuna él se identificó antes que la muchacha.

Malvina al escuchar nombres y apellidos precisos y lugar de procedencia de aquel apuesto joven sintió algo peor que el terremoto. Sintió que mil navajas rasgaban su piel. En un instante se agolparon todos los recuerdos de su adolescencia………

A lo lejos se escuchaba la voz del joven que la llamaba.

En su loca carrera se golpea con todo lo que se le atraviesa, rueda como una más de las piedras y escombros que caen.

¡Aquí hay un cadáver de mujer.

 

PUBLICIDAD


Comenta esta noticia

©2021 elquindiano.com todos los derechos reservados
Diseño y Desarrollo: logo Rhiss.net