• JUEVES,  11 AGOSTO DE 2022

Región  |  06 diciembre de 2021  |  12:00 AM |  Escrito por: Administrador web

Este lunes 6 de diciembre será proclamada Mujer Comfenalco

0 Comentarios

Imagen noticia

En ceremonia solemne que tendrá lugar este lunes 6 diciembre, a partir de las 3:00 p.m., en el salón Colombia del Armenia Hotel, se realizará la proclamación y entrega de reconocimientos a la ganadora y finalistas del 28 Premio Comfenalco a la Mujer.

La misión de elegir a la Mujer Comfenalco 2021-2022, entre 23 postuladas, está a cargo del jurado calificador integrado por Federico Benítez, periodista del programa Los Informantes del Canal Caracol; María Elena López Jordán, psicóloga, directora del proyecto Inteligencia Familiar y columnista de medios, y María Cristina Mejía, directora del Museo de Arte del Quindío, MAQUI.

El Premio Comfenalco a la Mujer, que se concede desde 1993, se constituye en la más importante distinción regional a las grandes obras de nuestras mujeres.

El Director Administrativo de la Caja, José Fernando Montes Salazar, señaló que “este certamen, además de constituirse en un gran ejercicio de responsabilidad social, visibiliza a aquellas mujeres que, desde diversos roles, con liderazgo, emprendimiento, compromiso y espíritu de servicio, desarrollan programas con sentido social, en beneficio de familias y comunidades de Armenia y el Quindío. Para nuestra Caja, la mujer ocupa un lugar prevalente, porque es el eje que mantiene el vínculo de la familia, nuestra razón de ser. Por eso nos enorgullece saber que el Premio Comfenalco a la Mujer llega a su vigésimo octava versión, registrando la participación de cerca de 300 mujeres, cuyas maravillosas hojas de vida y excepcionales ejecutorias han quedado escritas con tinta indeleble en la historia de este evento”.

Las finalistas recibirán un incentivo económico y, además, la ganadora tendrá el derecho de representar al Quindío en el Premio Cafam a la Mujer en Colombia, evento que se cumplirá en Bogotá, en el mes de marzo de 2022.

Grupo de nominadas

María Eugenia Suárez Martínez

Satisfacer necesidades básicas de la población vulnerable (desplazados, discapacitados, migrantes, niños, mujeres, población carcelaria y ancianos) es el principal propósito de esta magíster en Educación y docente de la Institución Educativa Santa Teresa de Jesús, de Armenia. Desde hace varios años viene trabajando con niños desertores de la educación y, especialmente, con familias en condición de pobreza extrema, a quienes ayuda como comunidad marginal, para que logren iniciar emprendimientos que les permitan continuar con sus vidas en condiciones de dignidad.

Durante el tiempo de confinamiento por la pandemia del cóvid-19, arriesgó su propia vida para llevar alivios de bioseguridad y mercados a personal sanitario, policías, transportadores del trayecto Calarcá-Bogotá, ancianos, familias y población migrante. A la fecha, como articuladora de procesos sociales con instituciones del Estado, como la oficina de Desarrollo Económico, ha logrado atender a más de cuatro mil personas, entre ellas una gran cantidad de migrantes, buscando que certifiquen sus competencias y habilidades laborales, con proyectos productivos, a través de ferias y exposiciones en las que comercialicen los productos y servicios, que les permitan mejorar su calidad de vida y la de sus familias, mientras legalizan su situación migratoria. 

Edelmira Rubiano Pabón

Con más de 40 años de experiencia, y desde hace 13 años desde la dirección artística de la Fundación Cultural Calarte, fortalece comunidades vulnerables a partir de la formación en artes, porque quiere transmitir lo que ha sentido desde niña, cuando escuchaba el tiple y fortalecía sus raíces campesinas y la herencia de riqueza cultural de su familia.

Licenciada en Educación Artística por la Universidad del Tolima, artista que ha tenido la oportunidad de hacer parte de procesos de talla internacional, entrega su legado a niños, jóvenes, mujeres, comunidades indígenas, poblaciones todas de bajos recursos, invitándolos a manifestarse a través de la música, las manualidades y la pintura, contribuyendo a los procesos de emprendimiento familiar y de mujeres cabeza de hogar, acompañando con su gran trayectoria y corazón a quienes lo necesiten.

Martha Lucía García Ávila

Desde hace más de 30 años, Martha Lucía García Ávila se ha desempeñado como recicladora en el municipio de Pijao, y desde hace 5 años es la presidenta de la junta de acción comunal de los barrios Calle Larga y La Playita. Es reconocida en su comunidad como gran líder, productiva y emprendedora. Con su labor ha logrado beneficios colectivos para el sector, como el mejoramiento del acueducto comunitario y la institucionalización de la celebración del Día de la Familia y la Navidad, un pretexto para reunirse, fortalecer la unión local y llevar alimentos y donaciones a la población vulnerable de la zona.

Promover un desarrollo integral, sostenible y sustentable, a partir del ejercicio de la democracia participativa es su gran propósito de vida. Martha Lucía gestiona ante comerciantes, entidades públicas y privadas, para apoyar a quienes más lo necesitan, como población en condición de discapacidad, madres cabeza de hogar y adultos mayores, a través del grupo Unidos por Pijao y ocupando con deporte el tiempo libre de los jóvenes.

Fue exaltada como Mujer Empoderada 2021 por la Gobernación del Quindío. 

Leidy Julieth Ramírez Carmona

Mejorar la calidad de vida de niños con enfermedades de alto costo y diferentes síndromes, pertenecientes a población vulnerable del Quindío, a través de donaciones, comercialización de reciclaje, bazar solidario y un café social con el que genera empleo a voluntarios y madres cuidadoras es el propósito de esta publicista quindiana que creó, en 2015, la Fundación Lazos Humanos. Con su proyecto ha generado bienestar a cerca de 350 familias de niños con enfermedades de alto costo.

Lazos Humanos gestiona donaciones para mejorar viviendas, apoyar con suplementos alimenticios, vestuario, recreación, capacitaciones, oportunidades laborales para los padres, asesorías jurídicas y soporte espiritual promovido por voluntarios. Adicionalmente, ofrece capacitaciones en panadería básica, manipulación de alimentos y elaboración de implementos de aseo. También acompaña a las familias en procesos de hospitalización con los niños, gestión de citas y entregas de insumos con las EPS, y en talleres de duelo y aulas hospitalarias.

Jenny Milena Yusti Delgado

Gestora cultural desde hace más de diez años, directora y representante legal de la Fundación Talento Cafetero (Funtaca), es diplomada en Iniciación Musical por el Ministerio de Cultura, en Dirección Coral por Ibermúsicas México, y en Administración Económica para las Artes y la Creatividad por la Escuela Conarte, de México.

Su formación y labor le han permitido realizar diferentes actividades de promoción de acciones, entre las que están los programas sociales y culturales, que cambian la historia de las comunidades más vulnerables. Proyectos con los que consigue evolución y cambio positivo en las relaciones de individuos de la región.

Los programas que lidera promueven la inclusión, ya que están diseñados para beneficiar a aquellos que viven en las condiciones más precarias, como son los niños y jóvenes de zonas rurales del departamento, los adultos mayores de hogares geriátricos y los habitantes de calle.

Lucero Cubillos Velasco

Apoyar a los deportistas, la mayoría jugadores de fútbol que tienen un nivel económico vulnerable, para que cumplan sus objetivos y misión de vida, a través de la empresa Psicosporting, permite a Lucero Cubillos complementar su pasión por la disciplina deportiva y su profesión de psicóloga.

Autora del libro Estrategias para el entrenamiento mental en jugadores de fútbol, ha llegado a bibliotecas públicas y da conferencias en trabajo social para estudiantes universitarios y profesores de educación física.

Desde hace 6 años lidera su empresa, con proyección nacional e internacional; trabaja en el programa de Bienestar de la Universidad del Quindío y ejerce la vicepresidencia de Asequinfútbol (Asociación de Entrenadores de Fútbol del Quindío), en una labor social para el mejoramiento continuo de los entrenadores del departamento.

Catalina Hincapié Acevedo

Partiendo de la necesidad de generar conciencia en torno al rescate, la recuperación y el empoderamiento de las comunidades rurales, la joven Catalina Hincapié Acevedo, máster en Medio Ambiente, ha consolidado un proceso de agroecología que le apuesta a la preservación del patrimonio ambiental y a la pedagogía ambiental en su comunidad.

Desde La Pequeña Granja de Mamá Lulú, propiedad icónica familiar y finca autosostenible orientada a crear conciencia y fomentar prácticas agroecológicas de conservación para la protección del entorno natural en el Quindío, Catalina incentiva el arraigo por la tierra y salvaguarda los saberes ancestrales y recursos locales, que dan identidad al campo en esta región del país.

El trabajo pedagógico en La Granja de Mamá Lulú, con estudiantes, grupos académicos, indígenas, afrocolombianos, agricultores, campesinos, turistas nacionales y extranjeros, se fundamenta en la producción agropecuaria, el uso de la tierra, la economía familiar, la salud y la alimentación, y el cuidado del medio ambiente, con el firme propósito de evitar la desaparición de la cultura rural y de los mismos habitantes rurales.

Yuliana Cárdenas Romero

Yuliana Cárdenas Romero es hija del campo y madre cabeza de hogar. Con solo 28 años se ha convertido en una destacada líder de la vereda Boquía, de Salento, donde adelanta un importante trabajo comunitario con 180 familias de escasos recursos, de estratos 1 y 2, gestionando capacitación y formación por parte del Sena Regional Quindío, la Secretaría Departamental de Agricultura y la Administración Municipal de Salento, lo que permite promover el emprendimiento de las madres cabeza de hogar de la vereda, así como actividades culturales y recreativas para el bienestar de la comunidad.

Los recursos para su trabajo social se recaudan en rifas y eventos promovidos en su vereda.

 

Daniela Aristizábal Gómez

Heredó de su padre la conexión con el campo, donde ha permanecido desde que tenía 2 años de edad. Tecnóloga en Gestión de Empresas Agropecuarias, del SENA, con tan solo 26 años de edad, se dedica a las asesorías de producción agroecológica, proyección que la hizo ganadora de una beca para participar en el Taller para Emprendedores Sociales Viva 2016, en Nicaragua, con otros 70 emprendedores sociales latinoamericanos de la organización Viva Trust, fideicomiso internacional que mezcla actividad productiva y filantrópica en una sola estrategia.

Por 8 años ha implementado en la granja de su familia las prácticas agroecológicas que difunde entre comunidades campesinas, estudiantes, niños y jóvenes. Es fundadora del Mercado Campesino de Calarcá, conformado por 65 familias que se han ido sumando a las mejores prácticas agroecológicas, para la comercialización de productos de primera calidad a precios justos.

Entre sus logros más destacados se registra la asistencia técnica agropecuaria a más de 1.000 familias, con énfasis en la transición a la agroecología a través de la Granja Ecológica La Esperanza y la empresa familiar Inbionova. Se ha convertido en una gran líder social, innovadora y propositiva, que con su ejemplo ha logrado cambiar las prácticas y los hábitos de campesinos, permitiéndoles mejorar su calidad de vida.

Luz Aneth Botina Barbosa

La superación de sus episodios de dolor y sufrimiento personal permitieron a Luz Aneth sacar adelante a sus hijos y, además, pensar en extender su labor social para entregar lo mejor de sí a las mujeres y familias en situaciones difíciles, que esperan la llegada de un nuevo miembro a su hogar.

A través de la Fundación Mujer Proactiva atiende especialmente mujeres, con los programas baby shower solidario, maquillaje artístico para pancitas, ropita con amor, donatón de corazón, canasta de amor y unidades productivas que les entreguen recursos económicos.

Su trabajo ha permitido que menos personas, incluyendo los adultos mayores, padezcan los efectos del abandono, la separación de la familia, la falta de recursos para educación, la soledad, los trabajos forzosos, el embarazo no deseado y la falta de condiciones de bienestar que ella vivió a lo largo de su vida.

Sor María Eugenia López Narváez

La vocación por el servicio social y su bondad para ayudar a los más necesitados ha sido la característica esencial en la vida de María Eugenia López, una religiosa que desde hace tres años creó en Circasia el grupo de voluntarias AIC (Asociación Internacional de Caridades), con el propósito de gestionar ayudas para mejorar las viviendas, conseguir donaciones de alimentos y todo tipo de ayudas para las familias más vulnerables del municipio.

Como parte de su dinámica social, lidera actividades relacionadas con la elaboración de 23 productos de aseo y cosméticos por parte de la comunidad. De manera permanente, gestiona, recolecta y solicita los insumos que garanticen el inventario de envases y etiquetas para elaborar, empacar, etiquetar y comercializar los productos.

Consolidar una microempresa que garantice la comercialización de los productos es su gran meta para las comunidades vinculadas, iniciativa que a la fecha reúne cerca de 80 familias de Circasia, que ven en sus procesos un nuevo despertar al emprendimiento y a una nueva forma de vida.

Sandra Liliana Baena Giraldo

Apasionada, madre amorosa, alegre, carismática y cuidadora de su familia, esta ejecutiva, especialista en Gerencia de Proyectos, de la UPB de Medellín, y líder empresarial, ha entendido que a través del servicio se valoran las cosas importantes de la vida.

Su labor le ha permitido acercarse a las problemáticas biopsicosociales del ser humano, a través de la Fundación Amor y Compromiso de Vida, en la que desarrolla programas y proyectos a partir de la identificación de casos vivenciales, creando redes con voluntarios que son agentes de cambio y apoyan el bienestar integral desde cuatro pilares: espíritu, mente, cuerpo y planeta.

Los grupos poblacionales atendidos incluyen mujeres víctimas de violencia, personas con capacidades especiales, adultos mayores, niños, niñas y adolescentes y todos los cursos de vida, quienes tienen acceso a los servicios de la fundación.

Violedy Carvajal Cardona

Violedy Carvajal Cardona es una entusiasta mujer que se ha ganado el aprecio y el respeto de los habitantes del barrio Isidoro Henao, en Circasia. Su dinamismo e interés por favorecer a los más necesitados le ha valido este reconocimiento, que la motiva de manera permanente a la gestión de obras para el sector.

Sus primeras acciones se remontan a hace 10 años, cuando decidió emprender la consecución de medicinas y elementos de aseo para las personas privadas de la libertad en la localidad. Como líder comunal, ha puesto al servicio de sus vecinos, entre otros valores, el respeto y la solidaridad, que sobresalen en su desempeño social en el interior del movimiento comunal.

Jornadas de capacitación, eventos de seguridad ciudadana, actividades lúdicas y mejoramiento ambiental de su sector han hecho parte de la agenda de esta mujer, que tiene en su corazón el deseo de ayudar a los demás.

Ligia Inés Calderón Giraldo

Ligia Inés Calderón Giraldo es artesana, líder del gremio artesanal independiente del Quindío, representante legal de la Asociación Emprendimiento Solidario Filandia Cultural y de Samara, la vitrina de inclusión del gremio artesanal. Su trabajo busca generar una ruta de inclusión que identifique y dignifique a cada artesano dentro del sector del arte y la cultura, defendiendo el emprendimiento colectivo para la reactivación de la economía sostenible del artesano, del artista y del gestor cultural.

Su sueño es consolidar una escuela de artes y oficios con el talento de los emprendedores artesanales y culturales, que vivifique el tejido social, potencie las ideas creativas y rescate la memoria de las tradiciones ancestrales y de la noble labor de ser artesano y artista cultural.

Sandra Paola Torres Vizcaíno

Con la Fundación Niños de la Esperanza y a través del proyecto Ludoteca Móvil Una Gira Hacia el Empoderamiento Educativo Rural, y de la ludoteca urbana Soñadores, en el barrio La Grecia de Armenia, esta profesional en Salud Ocupacional y técnica en Pedagogía Infantil, que supera dos décadas de trabajo social en sectores vulnerables de Armenia, impacta positivamente con pedagogía, talleres y acciones sociales a cerca de 800 beneficiarios, casi el 50 % de ellos en zona rural y de estratos 1 al 3, con un enfoque humano que potencia las letras, el arte y el conocimiento como pilares de vida

Disminuir las brechas de desigualdad entre los niños del campo y la ciudad y empoderar a las mujeres y a sus familias es su principal propósito.

A partir de la pandemia desarrolla el proyecto mujeres en alternancia, para contrarrestar las cifras de maltrato y violencia intrafamiliar, acercándose a las madres cabeza de hogar, y trabajando directamente con sus familias en la recuperación de la dignidad y el restablecimiento de sus derechos, a través de talleres de animación de lectura, de desarrollo potencial creativo, talleres de liderazgo y familia, encuentros familiares, visitas domiciliarias y entrega de mercados, ropa y medicamentos. Desde el 2020 concentró su labor en elaboración de kits de manualidades en familia, concursos de acertijos y juegos tradicionales, gestión de libros y equipos de cómputo para los niños rurales, concurso de animación lectora, siembra de árboles, donatón de zapatos y escuela de padres.

Elsa Sofía Vincos Millán

Desde el año 2002, Elsa Sofía Vincos Millán lidera en Montenegro la Fundación Pirimbambao, que ejecuta el proyecto Formando Sueños en Arte, con el que beneficia a 400 personas, desde niños y niñas hasta adultos mayores, principalmente de comunidades vulnerables, con el propósito de incentivar el buen uso del tiempo libre y el afianzamiento de los valores humanos a través de las artes, contribuyendo al bienestar de cada individuo y de su entorno. Entre las temáticas desarrolladas para atender públicos vulnerables está el rescate de los juegos tradicionales, y proyectos de capacitación en artes y música.

Esta mujer colaborativa, amante de la labor social, es pedagoga de profesión y se ha preparado en música, abriendo de esta manera las puertas a su trayectoria artística, de activismo y comunitaria, con miras a contribuir a la construcción de tejido social en su localidad.

Catalina Guevara Carvajal

Antropóloga, investigadora, artista, docente y gestora cultural con más de 15 años de trayectoria en la construcción y ejecución de proyectos culturales y artísticos que buscan exaltar los saberes locales, las tradiciones, la historia y la identidad de Salento, Municipio Padre del Quindío. Su trabajo, con énfasis social, se ha centrado en la vinculación de comunidades rurales de Salento y comunidades vulnerables de habla hispana, a través del trabajo colaborativo como miembro de la red Zuma Latinoamérica de Ecosistemas Creativos.

Catalina Guevara es la gestora de la serie documental Maestros de lo extraordinario, que busca generar un nuevo acercamiento sensible a las poblaciones con discapacidad.  Desde 2011, ha dirigido el colectivo de investigación Cosmogoniando: creando lugares dentro de lugares, iniciativa que con diversas herramientas y rutas de creación logra exaltar la herencia de saberes, con el objetivo de que los salentinos piensen en forma colaborativa y se fortalezca el tejido social y cultural.

Margarita Vásquez Osorio

Margarita Vásquez Osorio es una mujer campesina y emprendedora, líder permanente de la Asociación de Mujeres Cafeteras de Génova, un proyecto que agremia a 154 mujeres que producen su propio café especial, con valor agregado, que exportan y comercializan en la tienda Aroma de Campo, situada en la plaza principal de este municipio.

Esta tarea, ejemplo de acciones de beneficio social y comunitario, surgió como un sueño que hoy se materializa en una empresa optimista, que empodera a estas mujeres y les permite, a través de los ingresos extra-producto de este trabajo, tener libertad económica y adquirir un rol importante en sus entornos familiares y en sus comunidades.  Ha convertido este proceso en un ejemplo de interacción comunitaria desde el que proyecta a Génova como cuna de los cafés especiales, produciendo el grano para la exportación y a la par la venta del producto en un novedoso empaque, que se expende en la propia tienda y reivindica el papel de la mujer en el campo.

Martha Lucía González

Un sueño a la vez es el nombre del proyecto que caracteriza la labor social de Martha Lucía González R., tecnóloga ambiental del SENA y agente educativa comunitaria, quien actualmente se desempeña como operaria de Empresas Públicas de Armenia y cursa séptimo semestre de Ciencias de la Información y la Documentación, Bibliotecología y Archivística, en la Universidad del Quindío.

Inició su labor comunitaria hace 23 años, brindando talleres sobre el cuidado de las embarazadas, y posteriormente con otros públicos, en transformación de residuos sólidos en obras de arte y embellecimiento de espacios.

Desde hace 4 años les cumple el sueño de vivir la fiesta de 15 años a niñas de escasos recursos, escolarizadas y con buenas notas académicas, programa que financia con recursos propios y donaciones de amigos y voluntarios. Adicionalmente, brinda asesoría a mujeres que quieran cumplir con este propósito en otras municipalidades y departamentos.

Luz Dary Aguirre Ospina

Luz Dary Aguirre transmite a la población con discapacidad de Circasia todo su cariño y entrega desinteresada, buscando la inclusión social a través de procesos de capacitación, atención en salud, y actividades de integración cultural y deportiva.

Creó la Fundación Amar y Vivir, con el propósito de canalizar recursos que garanticen el bienestar de la población en condición de discapacidad, hasta ese momento ignorada, y en esta gestión recibe todo el apoyo de su hija Linda Jennifer, quien, desde que nació, presentó una discapacidad auditiva, y se convirtió en su aliada de lucha social. La sensibilidad, espíritu combativo y su sentido solidario han llevado a Luz Dary a liderar actividades sociales de gran impacto para la reivindicación y el bienestar de centenares de personas y familias de esa localidad. Entre estas actividades se cuentan procesos formativos en artesanías, dibujo, pintura, bordados, tejidos, tallado en madera, entre otras.

Mónica Lorena Muriel Millán

Artista plástica calarqueña, ha contribuido con la realización de más de 170 murales en la región cafetera y en el Quindío, en los cuales se documenta con detalle nuestra cultura cafetera, con la intención de generar valor histórico y preservación del paisaje a partir del arte.

Como docente, coordina los semilleros de artes plásticas en la Subsecretaría de Cultura de Calarcá, y desde la Fundación Humanarte, de la cual es fundadora, orienta talleres para niños, niñas y madres de hogar, motivándolos a la práctica artística de la pintura.

Como gestora cultural y social, ha desarrollado, durante 6 años consecutivos, campañas donativas para favorecer a niños y niñas, entregándoles útiles escolares, elementos artísticos en época de ingreso al colegio, y llevando a cabo las clases de pintura en temporada navideña.

Johanna Bolaños

Johana Bolaños es líder comunitaria del barrio La Mariela, desde hace 10 años, y a través de su proyecto social Abriendo Caminos, ha desarrollado programas en favor de 150 niños, 50 adultos mayores y labores de reciclaje por la protección del medio ambiente.  Los adultos mayores son el eje central de su labor, y por ello ha realizado estudios para brindarles atención integral en reuniones, tres veces a la semana, en las que realizan actividades físicas, recreativas, caminatas, juegos, acompañamiento psicológico y manualidades con material reciclable, que se han convertido en fuente de ingreso familiar​.

​Durante la pandemia, la labor no se detuvo. La atención a esta población llegaba reuniendo pequeños grupos para acatar los protocolos de bioseguridad. Con estos espacios, Johana busca hacerlos conscientes de lo importantes que son para la sociedad. Bajo la figura de padrinos, Johana consigue que personas con recursos apoyen a niños y otras comunidades vulnerables de su barrio.

Claudia Marcela Alzate Arcila

Claudia Alzate es la fundadora de Green Like Natural, emprendimiento a través del cual tiene un producto rentable que aporta calidad de vida a 21 mujeres cabeza de hogar, jóvenes sin experiencia y adultos mayores.

Bajo la premisa de agricultura sostenible, con su iniciativa busca fortalecer al campo quindiano con alianzas productivas, generando opciones a 37 agricultores del departamento, con precios justos y visibilización nacional en ruedas de negocio, además de apoyarlos para diversificar su mercado con la siembra de productos diferentes al café y al plátano, priorizando la implementación de buenas prácticas agrícolas.

El cuidado del medio ambiente hace parte de sus propósitos, por lo que creó la campaña Green Birds, que tiene como objetivo proteger aves en peligro de extinción que habitan en la región, haciéndolas visibles para que quien consuma el producto aporte a su cuidado: tángara multicolor, tucán esmeralda, trogón enmascarado, ermitaño verde, chillón verde y zafiro coroniazul son las especies para proteger.

PUBLICIDAD

Comenta esta noticia

©2022 elquindiano.com todos los derechos reservados
Diseño y Desarrollo: logo Rhiss.net