• VIERNES,  03 DICIEMBRE DE 2021

Colombia  |  19 octubre de 2021  |  12:00 AM |  Escrito por: Edición web

Artritis reumatoide, una enfermedad común en mujeres de 50 a 60 años de edad

0 Comentarios

Imagen noticia

De acuerdo con información entregada por la Nueva EPS, la artritis reumatoidea es una enfermedad común en mujeres entre los 50 y 60 años de edad, y una de las razones, es porque en este ciclo de vida este grupo poblacional experimenta cambios hormonales como la menopausia, que con su llegada debilita las hormonas y los estrógenos, que al disminuir logran aumentar el riesgo de padecer esta enfermedad.

En la actualidad la cifra de afiliados a esta EPS que padecen de artritis es de 13.272, donde Departamentos como Cundinamarca (4.275), Antioquia (3.216) y el Eje Cafetero (1.751) presentan el mayor número de pacientes con esta enfermedad:

La artritis reumatoide es una enfermedad crónica que se presenta tanto en hombres como en mujeres y aunque es más frecuente en el género femenino se puede manifestar en cualquier época de la vida. Sin embargo, suele comenzar en la edad mediana y es más común entre los adultos mayores.

Se trata de una enfermedad autoinmune, es decir, el sistema inmunitario se convierte en agresor y ataca a los tejidos sanos, pero también existen algunos factores hormonales que podrían causar la aparición de esta enfermedad como la obesidad, el tabaquismo y el estrés.

Aunque la artritis reumatoide puede tener diferentes manifestaciones por la afectación de diversos órganos del cuerpo, esta enfermedad se puede asociar con una inflamación dolorosa de las articulaciones, principalmente de los dedos de las manos, las muñecas, las rodillas, los pies, los codos, los tobillos, la cadera y los hombros.

Dicha inflamación se presenta, usualmente, en horas de la mañana o después de periodos prolongados de inactividad. Comúnmente, afecta las articulaciones en ambos lados del cuerpo. Otro de los signos característicos es la rigidez matutina de las coyunturas afectadas.

No hay un examen específico que determine con certeza la presencia de esta patología. Y aunque no existe una cura, el inicio oportuno del tratamiento médico, puede ser un factor para frenar la progresión de la enfermedad y así evitar, la destrucción severa de articulaciones y tejidos que deriven en una limitación de movimientos y el desarrollo de sus actividades diarias.

[email protected]

PUBLICIDAD

Comenta esta noticia

©2021 elquindiano.com todos los derechos reservados
Diseño y Desarrollo: logo Rhiss.net