• VIERNES,  15 OCTUBRE DE 2021

Columnistas  |  28 septiembre de 2021  |  12:00 AM |  Escrito por: Fernando Jaramillo Botero

NOMBRES CURIOSOS DE MUNICIPIOS COLOMBIANOS

0 Comentarios

Fernando Jaramillo Botero

Por Fernando Jaramillo Botero

De las curiosidades que tiene Colombia, están los nombres de muchos municipios que inspiran inquietudes pero que con toda seguridad nadie ira a conocerlos porque muy pocos tendrán la osadía y el atrevimiento de ir a Ventaquemada o a Pueblo Viejo, muchos de esos nombres son extraídos de la habladuría popular, algunos de accidentes geográficos y otros más de palabras jocosas de las comunidades fundadoras.

Muchos nombres de municipios en el país son escogidos del santoral romano como San Pedro, San Juan, San José, San Andrés, San Benito, Santa Marta o las tres Santa Rosas (de Osos, de Viterbo y de Cabal), mientras otros llevan nombres de vocablos indígenas como Calarcá, Pijao, Arma, Bucaramanga o Cúcuta; otros copiaron nombres europeos o mediterráneos como La Tebaida, Génova, Salento, Marsella, Cartagena, Medellín, Armenia o Sevilla y que tal la combinación de San Basilio de Palenque uniendo el nombre de un santo con el pueblo de los esclavos que huían de sus amos en la Cartagena esclavista de los años 1600, o la exótica y palafítica Nueva Venecia.

Pero también hay unos con nombres curiosos, raros, sin sentido que no inspiran sentimientos ni intención de ir a conocerlos, a quien se ocurre ir a Lejanías, a Soledad, a Villa Vieja, a Tamalameque, a Majagual, al Retiro, a Puerto Escondido, a Paratebueno, a Lloró, o a Toluviejo. Quienes bautizaron estos municipios jamás pensaron en el nombre como un atractivo y se les colocó el que primero se les ocurrió.

Otros nombres fueron tomados de accidentes geográficos tan sencillos y comunes como Tierralta, Riosucio, Montería, El Charco, El Bordo, Piedecuesta, Angostura, Rio Viejo, Mesetas, Piamonte, estos nombres no generan una expectativa como cuando uno piensa en ir a Buenavista, a Agua Azul, al Rosal o a Sabana Grande.

Continuando con nombres curiosos, a quien se le ocurrió bautizar a su municipio Moñitos o Remedios y que tal Ponedera o Cotorra, definitivamente Colombia es un país de curiosidades sin igual y los nombres de los 1122 municipios aguantan muchos estudios y análisis culturales, patrimoniales, lingüísticos y porque no pensar que hasta demandas les caben por la escogencia de nombres tan atravesados en la nominación.

Y no contentos con esta diversidad, a quien se le ocurrió bautizar un pueblo San Pelayo o es que existe un santo con ese apelativo tan curioso, podríamos asimilarlo a las comunidades del Chocó que celebran el día de San Francisco, pero jocosamente lo llaman San Pacho y lograron que estas festividades religiosas se convirtieran en patrimonio mundial de la humanidad.

Otros nombres bien básicos fueron escogidos para algunos municipios sin que se tenga mucha razón de su origen, ¿por qué se llamarán otros municipios Los Patios, El Paso, Canalete, El Tablón de Gómez, Palocabildo, o Campamento? a quien se le ocurrirían estos nombres que significan muy poco o simplemente representan un sitio en su momento. Curiosamente también me pregunto ¿por qué se llama Mitú o Maní? o quien tuvo una leve caída para bautizar a un pueblo Repelón y no ha de faltar el nombre sacado del pueblo y más autóctono que quien bautizó a Guasca, ¿se referirá a la música popular, a la guasca de plátano o a las guascas para hacer el ajiaco?

Por último y creo que sus habitantes no se lo perdonan, bautizar a un pueblo Mariquita, de mí parte, siempre que voy para el Magdalena Medio paso por la variante porque como me dijo un mariquiteño, “Hay que ser muy varón para pasar por Mariquita”, yo seguiré pasando por la variante y recalcando que se llama San Sebastián de Mariquita.

Septiembre 2021

PUBLICIDAD

Comenta este artículo

©2021 elquindiano.com todos los derechos reservados
Diseño y Desarrollo: logo Rhiss.net