• MIÉRCOLES,  20 OCTUBRE DE 2021

Cultura  |  17 septiembre de 2021  |  12:00 AM |  Escrito por: Edición web

Libertad Lamarque, la novia de América

0 Comentarios

Imagen noticia

Ayer y hoy al compás del tango

Por Darío Tobón Montoya

A principios de los años 20, dos jóvenes nacidos en Rosario de Santa Fe, se trasladaron a Buenos Aires cada uno por su lado, para iniciar su carrera artística. Uno era Agustín Magaldi que procedía de Casilda, donde desde niño vivía. La otra era Libertad Lamarque, que a sus 16 años viajó desde su ciudad natal a la capital argentina, ya con un contrato de actuación como actriz en el famoso Teatro Nacional. Magaldi en cambio, duró en Buenos aires varios años sin lograr acomodo. En 1924 a sus 23 años se le apareció un hada madrina, Rosita Quiroga, que grabó a dúo con el, 4 temas camperos, inicio de su gran carrera artística. El anterior relato muestra que la reina de América fue siempre una triunfadora, solo con dos serios tropiezos de los cuales salió airosa.

Libertad Lamarque nació el 24 de noviembre de 1908 en Rosario de Santa Fe, de padre uruguayo, que se casó con una viuda que ya tenía 7 hijos a su cargo. El aportó 3 hijos entre ellos Libertad. En su niñez soportó penurias económicas. A sus 7 años hizo primeras presentaciones como actriz en un local sindicalista al que su padre asistía.

A sus 15 años ingresó a una pequeña compañía teatral que actuó en varias ciudades, y se inició en la canción. Fue cuando comenzó su actuación en la Capital como actriz. Ella se atrevió a solicitarle al empresario teatral Carcavallo un puesto como actriz y él la contrató por un año. Debutó en el Teatro Nacional como extra y corista. Tuvo tanto éxito que el contrato se alargó por 4 años. Cosechaba aplausos con la canción Tanita de la Proa. Con el tango Mocosita fue aclamada. Entonces a su repertorio agregó los tangos Tatuaje, Pato, La Cumparsita y Langosta.

En el año 1925 el histórico actor Florencio Parra Vicini la lleva a una obra teatral estrenada en homenaje al Príncipe de Gales que visitaba el país. En 1926, en Odeón grabó su primer disco sencillo que no trascendió. Pero a continuación la contrató la casa Víctor y sus dos primeras placas son Gaucho Sol y Chilenito de Agustín Irusta.

Al inicio de los 30 se suma a la élite de las cantantes triunfadoras: Azucena Maizani, Mercedes Simone, Ada Falcón y Tita Merello. En 1929 se presenta en el sainete El Conventillo de la Paloma con bastante éxito.

Y nos encontramos ante un cuestionamiento fundamental: ¿Es una gran actriz que canta muy bien o una inmensa cantante que se desenvuelve maravillosamente en el teatro? Blas Matamoro, el gran historiador del tango dice en uno de sus libros: Es la máxima cantante lírica del tango. “Voz naturalmente generosa y de emisión impecable, su natural musicalidad la lleva a ser perfectamente afinada, a frasear sin defecto, a conservar el equilibrio del timbre y de su registro, en toda su extensión”. El actualmente vigente, gran estudioso del tango, Gabriel Soria, libretista de la serie de tv “El Tango Pasión Argentina” opina: es la estrella más sobresaliente de los 30. De estilo extraño. Soria dice que las películas que realizó con el negro Ferreyra son ópera tanguera. Para muchos es una voz operática.

Ya hemos hablado de su presencia en el teatro. Nos falta hablar de su extensa y exitosa carrera en el cine. De acuerdo con Horacio Salas, la mujer que encarna la Lamarque no es la cabaretera de los años 20. Ella canta desde los sufrimientos de la mujer casada y se puede agregar: encarna las ilusiones amorosas de las adolescentes. Se inicia en el cine mudo con Adiós Argentina de 1929. En 1933 se estrena la película Tango el primer largometraje comercial sonoro, en el que interviene Libertad al lado de Azucena Maizani, Tania y Mercedes Simone. El cine la sigue llamando. En 1935 se consolida como actriz melodramática por su actuación en el film El Alma del Bandoneón, con música de Enrique Santos Discépolo. Finalizado el rodaje emprende gira por Argentina, Chile y Perú. Fue elegida miss radio.

Aquí puede ver el video original de El Alma del Bandoneón:

En el año de 1926 contrae matrimonio con Emilio Romero, tramoyista o apuntador de teatro. En 1927 nace su única hija, Libertad Mirta Romero, quien en México hizo algunos dúos con ella y que grabó un solo cd “Tangos de la Luna Curiosa”, con el nombre de Mirta de Lucca y que fallece en el año 2014. El matrimonio de Libertad fue una total tortura, con maltratos continuos. Estando en Santiago de Chile y compartiendo habitación con Romero intentó suicidio, lanzándose desde la ventana de la habitación del hotel. Al separarse abusivamente Romero secuestra la niña y se la lleva para Montevideo. Con amigos, toma Libertad en Buenos Aires un hidroavión y rescata su hija.

Por una década, entre 1936 hasta 1946, cuando filmó en argentina su última película “Romance Musical” fue la reina indiscutida del cine argentino. Con el negro José Ferreyra en la dirección, realizó la famosa trilogía del cine: la inicia Ayúdame a Vivir en la que ella escribió el argumento. Según historiadora del tango, con esta película fundaron algo así como la ópera tanguera cinematográfica. Los dos otros filmes son Besos Brujos de 1937, que es romance musical, y La Ley que Olvidaron, de 1938.

En este vínculo podrá ver la magnífica interpretación de Besos Brujos:

Libertad entra en la etapa más interesante de su carrera de actriz suprema: Viene Madreselva de ese mismo año 38. En 1941 es la estrella de la película Puerta Cerrada elogiada en el festival de Venecia. Recibió premios en Europa y una propuesta para trabajar en Hollywood que rechazó. La película La Casa del Recuerdo fue muy elogiada. Viene Cita en la Frontera donde canta varios tangos, que fue muy exitosa en Colombia.

En este vínculo podrá ver Madreselva, cantado en la película:

https://youtu.be/YzNk28u5hL0

Mientras hacía cine, igualmente era estrella de teatro. Al cambiar de estudio cinematográfico pasó al género de la comedia. La película más interesante de esta época, es la de 1945, La Cabalgata del Circo. En su filmación ocurrió el presunto incidente con la que era actriz secundaria, Eva Duarte (Luego Eva de Perón). Era la amante del general Perón, secretario de Trabajo en la Presidencia. Llegaba en carro oficial, era incumplida, agresiva y prepotente, mientras que la Lamarque era cumplida y buena compañera. Es posible que le hubiera hecho algún reclamo, pero no agresión física. Libertad niega la famosa cachetada de la que se ha hablado y que se convirtió en leyenda urbana. Entró en dificultades con todos los aduladores de Perón, ya presidente. No hubo orden de expulsión ni medidas coercitivas, pero el ambiente se enrareció para ella. Por ello en enero de 1946 inició gira por varios países latinoamericanos. A causa del entusiasmo que despertó en esta gira, fue llamada La Novia de América. Al final de la gira que incluyó Cuba, República Dominicana, Puerto Rico y Venezuela, recaló en México, pasando antes por países centroamericanos.

(Le puede interesar este fragmento de Fragmento de la película La Cabalgata Del Circo (1945) Mario Soffici. Donde actúa Eva Duarte (Evita Perón):

Regresa a Argentina para allí enterarse de que había sido prohibida por el régimen Peronista y no podía trabajar en el país. En México había filmado en 1947 dos películas: una, Gran Casino con Jorge Negrete en la que estrenó la famosa letra que le escribió su amigo Discépolo exclusivamente para ese film: El Choclo. Con su segundo esposo Alfredo Malerba, con el que se había casado en 1945, decidieron radicarse definitivamente en México. En dicho país filmo 43 películas (en Argentina fueron 21 y una en España).

En este vínculo podrá el lector deleitarse con la interpretación de El Choclo:

En México fue destinada para papeles de madres solteras, mujeres pobres o mujeres maltratadas. Su primer éxito lo tuvo con Loca de 1951 en la que alcanzó nominación por su papel. Al lado de Pedro Infante, filmó varias cintas. En 1953 con la película Cuando me Vaya, que se basa en la vida de María Greever, fue aclamada y en ella interpretó las mejores canciones de la Greever. Con Arturo de Córdova hizo pareja inolvidable.

En el 61 actuó al lado de Sara García y Joselito en su única película española, Así era mi Madre. A partir de 1970 incursionó en telenovelas como es el caso de Esmeralda en Venezuela. A fines de los 70 participó en sus 2 últimas películas, una con Palito Ortega, La Sonrisa de Mamá. Grabó muchos tangos argentinos y mexicanos como los de Agustín Lara.

A Colombia la recorrió en todas sus latitudes. Por ejemplo, estuvo en Armenia y Calarcá. Tiene cerca de 800 registros discográficos. A sus 90 años actuó en la telenovela La Usurpadora, que se vio en Colombia. En el año 2000 haciendo el papel de madre superiora en la telenovela infantil Carita de Ángel, tuvo neumonía que le produjo la muerte en 12 de diciembre de ese año a los 92 años.

Armenia, septiembre 17 de 2021

PUBLICIDAD

Comenta esta noticia

©2021 elquindiano.com todos los derechos reservados
Diseño y Desarrollo: logo Rhiss.net