• MIÉRCOLES,  01 DICIEMBRE DE 2021

Cultura  |  04 septiembre de 2021  |  12:00 AM |  Escrito por: Edición web

En Salento inauguran el Centro Literario Mario Sirony

0 Comentarios

Imagen noticia

Por Roberto Restrepo

En las instalaciones del hostal Girasoles de Salento y a instancias de la administración municipal, se llevó a cabo el lanzamiento de un Centro Literario que tiene el nombre de Mario Sirony Vega Salazar, el destacado poeta que había nacido en esa localidad en el año 1923 y falleció en Bogotá en 2019.

La instalación de un Centro Literario es importante para fortalecer los procesos de lectura, oralidad y escritura creativa. Así lo proyectó su principal propulsora, Martha Soley Ortiz, directora de la Biblioteca Pública, Municipal. Con otros gestores , entre los que también se cuentan el abogado Jesús Eduardo Campillo Parra, otros escritores de Salento y Doris Vega Salazar(hermana del escritor) y sus hijas, se llevó a cabo este acto cultural. Asistieron, entre otros, el delegado de la señora alcaldesa, el subsecretario de Cultura y Deportes de Salento, el director de Arte, Cultura y Patrimonio de la Secretaría de Cultura Departamental y el Coordinador de la Red Departamental de Bibliotecas Públicas.

Recordar a Mario Sirony es alcanzar un encuentro con la poesía clásica. Sus versos están llenos de frescura, por eso el escritor Rafael Lema Echeverri lo llamó alguna vez "el poeta del rocío".

Una religiosidad que obedecía a su condición de fraile mercedario - como voluntariamente escogió para transcurrir su existencia - así como la gratitud, humanidad y ternura, son valores presentes en su obra poética. Sus últimos años de vida en la capital del país se caracterizaron por el desempeño de labores de servicio social dirigido a los dolientes que habían perdido a sus seres queridos. Su espacio fue el camposanto, lugar donde se conjugan ruegos y lágrimas por los ausentes y donde Mario Sirony calmaba las tristezas con su talante de servicio.

Así, el discurrir de Mario Sirony, en sus últimos años, fue el de la comprensión humana con esa, su labor social. Muchas de sus poesías fueron dedicadas a familiares, amigos y hombres y mujeres de la humildad y la celebridad. A todos los tuvo presentes en esa entronización de la memoria. Lo que hizo de Mario Sirony un escritor íntegro, terrígeno y cordial. Es íntegro porque sus poemas son de profunda relación con lo que rodea a los seres de su entorno. Terrígeno, porque su lugar de nacimiento o la tierra hermana que lo acogió -el país de Ecuador - así como otras regiones que mencionó en su obra, estuvieron en un lugar preferente de inspiración. Cordial, porque su obra poética es bella y devocional, tal como lo afirmara uno de sus críticos, don Abel Naranjo Villegas, comentando en 1958 su primera lectura y al afirmar que quienes iríamos a leer a Mario Sirony, encontraríamos en sus poesías "el más grato regalo y la consagración más alta que pueda tener un hombre en el mundo”. Acota este autor caldense, además, que ha "sentido por su poesía la devoción de quien encuentra reveladas algunas dimensiones de su propio espíritu".

El nuevo Centro Literario de Salento promoverá sus principales obras publicadas. Ellas son "Ámbito del ruiseñor”, poemas (1959),"Invasión del Rocío", poemas (1970), "Celeste Umbral”, poemas (1999).

PUBLICIDAD

Comenta esta noticia

©2021 elquindiano.com todos los derechos reservados
Diseño y Desarrollo: logo Rhiss.net