• MIÉRCOLES,  20 OCTUBRE DE 2021

Región  |  13 abril de 2021  |  12:00 AM |  Escrito por: Edición web

Sociedad de Activos Especiales se tomó la junta de Multipropósito de Calarcá

0 Comentarios

Imagen noticia

Los principales dirigentes de la Sociedad de Activos Especiales, del Ministerio de Hacienda, tomaron posesión de las acciones de la empresa Injomar, accionista principal de Multipropósito, y se hicieron a las mayorías en la junta directiva de la empresa de servicios públicos de Calarcá. El hecho se presentó el pasado viernes a través de una Asamblea Extraordinaria Universal, realizada en las instalaciones de la empresa.

Recordemos que en el pasado reciente en una maniobra fraudulenta, la empresa Injomar, de propiedad de Jorge Sanabria, se hizo al 60% de las acciones de Multipropósito, para controlar la junta y la asamblea de accionistas. Una de las actividades que realizó fue proyectar una planta de tratamiento de aguas residuales, por un valor cercano a los $12.000 millones de pesos, utilizando una figura de crédito, para lo cual se les adelantaron $3.750 millones de pesos. Este dinero quedó en manos de Zanabria, y nunca entró a las arcas de la empresa, pero Multipropósito quedó con la deuda.

De acuerdo con la Fiscalía, la defraudación que Sanabria le provocó a Multipropósito a través de Injomar, superó los $30.000 millones de pesos. Llegó a tal su descaro que con las tarjetas débito y crédito de Multipropósito, Sanabria compraba mercado, licor, pagaba hoteles en viajes de placer, entre otras arbitrariedades.

Por esto hechos, la Fiscalía lo investigaba por los delitos de concierto para delinquir agravado, administración desleal, enriquecimiento ilícito a terceros, lavado de activos y falsedad en documento privado. En desarrollo de este proceso, Jorge Sanabria murió, pero la fiscalía condenó a dos personas más como responsables de la defraudación.

Frente a las condenas, la Dirección Especializada de Extinción del Derecho de Dominio impuso medidas cautelares de embargo, secuestro y suspensión del poder dispositivo a cinco bienes que habrían sido utilizados para constituir un entramado ilegal que comprometió los dineros destinados a la construcción de la Planta de Tratamiento de Aguas Residuales de Calarcá en el Quindío, el proyecto no se ejecutó.

Las propiedades afectadas, cuyo valor comercial alcanza los $4.800 millones de pesos, están ubicadas en Bogotá, Manizales y Barranquilla. Estas son: las sociedades Injomar S.A., J.P.G. & Cía. S.A., y Juan Bernardo Botero Ingeniería S.A.S; y los establecimientos de comercio J.P.G. & Cía. S.A., Juan Bernardo Botero Ingeniería.

Así las cosas, los bienes incautados pasaron a la Sociedad de Activos Especiales, del Ministerio de Hacienda, entidad que participó de la Asamblea Extraordinaria Universal del viernes pasado y, con el 60% de las acciones en la empresa Multipropósito, se hizo a las mayorías en la junta directiva.

La Sociedad de Activos Especiales (SAE) eligió tres de los cinco miembros, ellos son: Andrés Alberto Ávila Ávila, presidente de la SAE; Samir Mauricio Angarita Rueda, vicepresidente de la SAE, y Andrés Felipe Romero Manchola, gerente de la SAE. Los otros dos miembros de la junta elegidos son: César Alberto Moreno Alonso, un calarqueño cercano al alcalde de la localidad Luis Alberto Balsero, y Kurt Wartski Patiño, actual gerente de Empresas Públicas Municipales de Calarcá, entidad que tiene el 40% de las acciones en Multipropósito.

Al finalizar esta semana, el gerente de Multipropósito debe presentar un balance general y estado financiero y técnico de la empresa a la nueva junta directiva. Una semana después del informe, la junta directiva se reunirá formalmente para tomar decisiones sobre el cambio o no de gerente de la entidad y dar las orientaciones sobre el destino de la empresa.

Final de la concesión

La concesión de los servicios de acueducto, alcantarillado, aseo y alumbrado público por parte de Empresas Públicas Municipales de Calarcá –EMCA- se produjo en el año 2002, decisión asumida por el entonces alcalde Eduardo Orozco Jaramillo y el concejo municipal de esa legislatura. Esa concesión fue otorgada a 20 años, que se vencen en octubre del próximo año, 2022.

“Estamos trabajando para adecuar las Empresas Públicas Municipales de Calarcá y tenerla preparada para recibir el próximo año de nuevo todos los servicios públicos domiciliarios del municipio, como lo prometió el alcalde Luis Alberto Balsero”, dijo el gerente de EMCA Kurt Wartski Patiño. El funcionario enfatizó en la labor administrativa, financiera y técnica que se adelanta para que la prestación de los servicios siga siendo normal, sin traumatismo, al recibir el año entrante de nuevo la administración de los mismos que se habían concesionado.

“Los calarqueños quieren que sus servicios públicos sean prestados nuevamente por EMCA, y para eso estamos trabajando. El alcalde hizo esa promesa, y la vamos a cumplir sin dilaciones”, indicó Wartski Patiño.

PUBLICIDAD

Comenta esta noticia

©2021 elquindiano.com todos los derechos reservados
Diseño y Desarrollo: logo Rhiss.net