• LUNES,  18 OCTUBRE DE 2021

Economía  |  24 septiembre de 2017  |  12:00 AM |  Escrito por: Redacción económica

Plátano con queso a 0,0003 bitcoin

0 Comentarios

Plátano con queso a 0,0003 bitcoin

La modalidad de pago se convirtió en el mejor gancho para atraer a curiosos, escépticos y expertos.

Para Jimmy Arley Escobar Rosero realizar transacciones con bitcoin es el pan de cada día. En promedio, entre tres y cinco personas, le pagan a través de la billetera virtual, evitándole el trámite de la devuelta y de tener que tocar el dinero.

Su negocio de venta de plátano con queso, localizado en la esquina de la carrera 15 con calle 16 de Armenia, se popularizó, en gran medida, desde que implementó este sistema de pago, hace un año y medio.

“Yo había visto varios programas en que se mostraba la acogida que las monedas virtuales iban a tener, decidí apostarle y en mi carrito asador puse el código QR y el letrero: ‘Se aceptan bitcoins’”.

Ese se convirtió en el mejor gancho para atraer a curiosos, escépticos y expertos.

“Como eso apenas estaba empezando, llegaban personas que manejaban el tema a grabar videos para ir a mostrarlos en las charlas que dictaban; otros, que recién habían invertido en la moneda, querían probar esta tecnología, así que consumían y me pagaban con bitcoin. Eso me benefició mucho”, relata.

Entre más se difundía el bitcoin, más gente lo veía en las presentaciones e iban a comprarle plátanos, pagándole con la moneda virtual o en efectivo. Lo importante es que le hicieron mucha publicidad gratis.

“Haciendo la conversión: un plátano que me pagaron el año pasado en bitcoin, por el equivalente de 2500 pesos, a precio de hoy representa 22.000 pesos, no es que haya subido, es que la moneda se valorizó”.

Cuando empezó, 1 bitcoin valía 612 dólares; hoy se cotiza alrededor de los 3.000 dólares.

“Anoche me pagaron una cuenta equivalente a 21.000 pesos y hoy cuando revisé el monto había subido a 25.000 pesos”, dice orgulloso.

Afirma que la gente le teme a esta tecnología porque la desconoce, y porque aún está presente el mal recuerdo de las pirámides financieras, con los que mucha gente terminó estafada.

“La verdad es que esta es una divisa como cualquier otra, como el dólar, el euro, el peso, la diferencia es que se maneja, a través de la internet y que las transacciones son muy económicas”, agrega.

Al día Jimmy se vende alrededor de 100 plátanos con queso, pero, sin duda, los tres o cinco que le pagan con bitcoin son los que más lo emocionan.

“Cada quien tiene derecho a pensar lo que quiera, pero el dinero virtual ya está empezando a mandar la parada”, reflexiona.

 

PUBLICIDAD


Comenta esta noticia

©2021 elquindiano.com todos los derechos reservados
Diseño y Desarrollo: logo Rhiss.net