• LUNES,  25 OCTUBRE DE 2021

Región  |  13 diciembre de 2017  |  12:00 AM |  Escrito por: Rubiela Tapazco Arenas

Con entrega de guayos, uniformes y herramientas para proyectos deportivos y productivos culminó Mambrú No va a la Guerra en el barrio Comuneros de Montenegro

9 Comentarios

Imagen noticia

Foto / Alcaldía de Montenegro / EL QUINDIANO

Con positivos resultados para el progreso de la comunidad vulnerable del barrio Comuneros de Montenegro culminó el programa desarrollado por la Agencia para la Reincorporación y la Normalización, ARN, por solicitud del Alcalde Álvaro Hernández Gutiérrez, Mambrú No va a la Guerra.

La iniciativa le cambió la cara al barrio Comuneros, donde antes se vivía la zozobra de la delincuencia, ahora se respira un ambiente deportivo y productivo, dijo el alcalde de  la municipalidad Álvaro Hernández Gutiérrez, quien vio en este tipo de acciones la posibilidad de adelantar una labor social en uno de los sectores más vulnerables de Montenegro.

Durante 5 meses se brindó apoyo total a la escuela de fútbol y al proyecto agrícola creados por habitantes del Barrio Comuneros quienes contaron la presencia constantes de funcionarios de la ARN y la Alcaldía, para salir adelante, en la búsqueda de prevenir que los niños, niñas y adolescentes del barrio entren en círculos de violencia o se conviertan en presa fácil de bandas criminales, pandillas y delincuencia común.

En el Centro de Recuperación Agroforestal Las Margaritas, se logra la participación de una decena de jóvenes entre 14 y 18 años de edad, quienes en una zona verde en abandono, decidieron crear un proyecto agrícola para sembrar plátano, café y hortalizas desde hace 2 años con la participación de muchos jóvenes del sector con quienes se logró además de fortalecer su proyecto productivo, que aprendieran a elaborar artesanías y otras actividades. Para el centro de recuperación agroforestal se entregaron herramientas, abono, mallas, y en los próximos días se aportará la motobomba, para que facilitar la labor de la institución.

Igualmente el proyecto trabajó la Escuela de formación futbolística, a la que asisten con compromiso 70 niños del barrio, algunos carentes de uniformes e implementos para su entrenamiento,  sin embargo así entrenan y juegan con gran motivación contando con la dirección técnica del líder Carlos Alfonso, quien les enseña a jugar al fútbol sin ninguna contraprestación. Al final del programa los niños de la escuela deportiva recibieron los guayos, balones y uniformes para seguir encaminados en el fútbol.

Al cierre del programa  la comunidad del barrio Comuneros, rindió homenaje de reconocimiento al Alcalde Álvaro Hernández por  su trabajo y esfuerzo en procura de mejorar las condiciones de vida de los pobladores de este sector. 

PUBLICIDAD

Comenta esta noticia

©2021 elquindiano.com todos los derechos reservados
Diseño y Desarrollo: logo Rhiss.net